Las tropas de Tailandia y Camboya libraron hoy un nuevo enfrentamiento en un tramo de la frontera que los dos países se disputan, el segundo tras el mantenido ayer que causó la muerte de siete soldados de ambos ejércitos.

El portavoz de la comandancia militar nororiental, coronel Prawit Prawit Hookaew, indicó a la televisión estatal, que el intercambio de fuego de artillería y disparos de fusil comenzó al amanecer en el mismo lugar que el día anterior, cerca del templo de Ta Kawai.

El templo de Ta Kwai (Ojo de búfalo), ubicado en la franja fronteriza que separa a provincia tailandesa de Surin con el norte de Camboya, forma parte del antiguo complejo arquitectónico de Ta Muen y es otro de los legados de la milenaria civilización jemer cuya soberanía es disputada por Tailandia y Camboya.

Según el portavoz militar no se tenía constancia de que este nuevo choque hubiera causado muertos o heridos en suelo tailandés.

A principios del pasado febrero, ocho personas murieron, incluidos civiles, y decenas resultaron heridas en los combates librados durante cuatro jornadas entre los dos ejércitos.

El pasado marzo, los gobiernos de Camboya y Tailandia aceptaron negociar con la mediación de Indonesia el contencioso territorial que les enfrenta por la soberanía de una pequeña zona situada al lado del templo de Preah Vihear, también en la frontera común.

Sin embargo, después Tailandia cambió de opinión y se negó a negociar una solución con Camboya aduciendo que la presencia de observadores indonesios en la zona en disputa podía complicar la situación.

Este contencioso entre Camboya y Tailandia cobró fuerza en 2008 cuando el templo fue declarado patrimonio de la humanidad y la UNESCO lo inscribió dentro del territorio camboyano

La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), cuya presidencia temporal ocupa Indonesia, trató el conflicto en una reunión a finales de febrero y surgió la iniciativa de la mediación.

El bloque regional integra a Birmania (Myanmar), Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam.

Tailandia admite que el conjunto monumental se encuentra en suelo camboyano, tal como sentenció el Tribunal Internacional de la Haya en 1962, pero reclama una zona de 4,6 kilómetros cuadrados situada en los alrededores del templo.

Los dos países firmaron en 2000 un memorándum de entendimiento.

EFE