Fotografía referencial
El audio fue grabado por Wubi en enero del 2019 y será utilizado en la investigación. | Fuente: Flickr

“Tú no eres humano. Tú eres un mono. Negro de mierda”, se escucha en un audio de la policía catalana, o Mossos d’Esquadra, que fue grabado mientras detenían a Wubi, un joven de 22 años afroamericano que fue objeto de agresiones, humillaciones e insultos racistas por parte de seis agentes de la policía catalana. El hecho ha llevado al juzgado de Manresa a investigar el caso.

El audio fue grabado por Wubi en enero del 2019 y un extracto fue publicado en el diario El Español. El archivo prueba la actuación desproporcionada de las autoridades y su racismo, pues apelan a su color de piel para humillarlo. Entre los sonidos de los golpes se escucha que uno de los agentes le dice: “Racista es poco, mono de mierda”, a lo que otro agente le responde que no es racista, sino “ordenado”.

Este caso ha cobrado especial relevancia tras la muerte de George Floyd, un hombre negro que fue asesinado por un policía estadounidense tras supuestamente intentar comprar con un billete falso. El caso de Wubi ha sido denunciado por SOS Racismo.

“La cuestión es que le han agredido y humillado por ser negro. Eso no significa ni que sea extranjero. Puede ser un ciudadano español, pero no lo vamos a referir. Porque esta ha sido una agresión racista y a la policía no le importa la nacionalidad, sino el color de la piel”, expresaron.

¿Qué se sabe del 10 de enero del 2019?

Con entonces 20 años, Wubi residía en el municipio de Sant Feliu de Sasserra, en donde salió a pasear a su perra en horas de la tarde. En la misma zona se lleva a cabo un desalojo, por lo que habían efectivos de la policía en la zona. Cuando llegó al parque, fue abordado por una patrulla conformada por seis policías. De acuerdo con la versión del joven, los policías le preguntaron si era el jardinero del edificio.

Acto seguido, de acuerdo a lo manifestado por el joven, los policías empezaron a lanzarle bolsas de basuras, escupiéndole e insultándolo. En ese momento habría emprendido a huida. Los efectivos lo persiguieron y dispararon, pero logró huir. Sin embargo, luego volvió al edificio en el que vivía con la grabadora encendida, por el miedo a que la policía abusara de su fuerza.

Los Mossos d’Esquadra le pidieron su documentación y le recriminaron que se hubiera escapado. Acto seguido lo redujeron y lo empezaron a golpear, a pesar de que el joven gritaba, tal como se escucha en el audio, en el que también se llegan a oir los insultos racistas.

En un momento de la grabación, cuando Wubi les pide que dejen de agredirlo física y verbalmente, uno de los agentes le dice que no: “Tú no eres humano. Eres un mono, hijo de la gran puta” y le pide que regrese a África. Tras siete minutos de agresiones, Wubi fue esposado y llevado en el furgón de la policía.

El caso se encuentra actualmente en el juzgado de Manresa. Desde SOS Racisme condenaron el acto y señalaron que se trata de un problema estructural de racismo enquistado en la policía.