Un Gobierno turco aseguró que la resolución aprobada por la Cámara de Representantes de Estados Unidos “carece de fundamento histórico o legal”. | Fuente: AFP

El Gobierno turco condenó este miércoles la decisión de la Cámara de Representantes de Estados Unidos de reconocer el genocidio armenio y convocó al embajador estadounidense en Turquía para expresarle su rechazo a la medida, en la que ve un castigo a su país por su operación militar en Siria.

"La resolución ha sido redactada y emitida para consumo interno (de EEUU) y carece de fundamento histórico o legal", señaló en un comunicado el Ministerio de Exteriores turco.

"Aquellos que se sintieron derrotados por no poder evitar la Operación Fuente de Paz (ofensiva turca en el noreste de Siria) se equivocan mucho si creen que pueden vengarse de esta manera", añade la nota.

Turquía también acusa a Estados Unidos de intentar "reescribir la historia" y advierte de que esta resolución busca "interrumpir los lazos" entre ambos países.

El Ministerio de Exteriores convocó hoy al embajador estadounidense en Turquía, David Satterfield, para expresarle su rechazo a la resolución.

Aunque Turquía reconoce que en los últimos años del Imperio otomano hubo masacres de armenios, argumenta que se inscribieron en el contexto de la guerra contra milicias aliadas con las tropas rusas que invadieron Anatolia.

Ankara alega, además, que en aquel momento aún no existía la figura jurídica del genocidio.

Se estima que más de un millón de armenios fueron asesinados o murieron durante la deportación masiva de la población hacia territorios desérticos en Siria forzada por las fuerzas otomanas.

El voto sobre el reconocimiento del genocidio en Washington se produjo minutos antes de que la Cámara Baja estadounidense aprobase, también de forma casi unánime, sanciones contra Turquía por su ofensiva contra las milicias kurdas Unidades de Protección del Pueblo (YPG) en el noreste de Siria. (EFE)


¿Qué opinas?