Militares bajo una bandera de Turquía
Militares bajo una bandera de Turquía | Fuente: Europa Press | Fotógrafo: MINISTERIO DE DEFENSA DE TURQUÍA

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha reiterado este jueves que Turquía dirá "no" al ingreso de Suecia y Finlandia en la OTAN, recriminando de nuevo la supuesta connivencia de los dos países nórdicos con "organizaciones terroristas" como el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y las Unidades de Protección Popular (YPG).

"No podemos aceptar la presencia de organizaciones terroristas en una organización de seguridad de este tipo", ha afirmado Erdogan, durante un encuentro organizado por la cadena TRT en el que ha repetido los recelos que ya lleva expresando días.

El mandatario turco ha descartado cambios por ahora y se mantiene en el "no". "Continuaremos de esta manera", ha señalado, en relación a un veto que mantiene parada la posible apertura de las conversaciones de adhesión a la OTAN de Suecia y Finlandia.

Situación tras del veto

El veto de Turquía a abrir las conversaciones de adhesión a la OTAN de Suecia y Finlandia trastoca los planes para una entrada 'exprés' de ambos países en la organización militar, que esperaba tener listos los documentos de ingreso en diez días, un plazo que trastoca la posición de Ankara.

Este miércoles el Consejo Atlántico, órgano de decisión de la OTAN, mantuvo un primer debate en el que no avaló automáticamente abrir negociaciones al no lograr el consenso necesario. Las conversaciones tuvieron lugar tan solo horas después de que Helsinki y Estocolmo entregaran la solicitud formal de adhesión al secretario general, Jens Stoltenberg, en los cuarteles generales de la OTAN en Bruselas.

Fuentes aliadas confirman a Europa Press que el proceso se retrasará y que el plan inicial era tener listos los protocolos de acceso a finales de mayo, una escenario que ahora ven "poco probable" por el veto turco.

Así las cosas, se espera que Stoltenberg mueva ficha y abra consultas con los aliados para desbloquear la situación. Los aliados no esperan una nueva reunión del Consejo Atlántico hasta que se despejen las reticencias existentes.

Turquía alega vínculos de ambos países escandinavos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), organización kurda considerada terrorista para Ankara. Así, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, asegura que no apoyará el ingreso de "países que apoyan el terrorismo".

(Con información de Europa Press)

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Las cosas como son’: Las Bambas, Zamir Villaverde y el ministro de Agricultura, por Fernando Carvallo.