La misteriosa muerte de una pareja británica sacude al turismo en Egipto

Los esposos murieron mientras vacacionaban  en el país, cerca del Mar Rojo, lo que llevó a un importante operador turístico a sacar a sus clientes del hotel en uno de los destinos más visitados del mundo.

John y Susan Cooper, la pareja cuyo viaje a Egipto resultó ser fatal. | Fuente: Facebook

La muerte de John y Susan Cooper, una pareja de sexagenarios turistas británicos, ha hecho que un importante operador turístico retire a sus clientes de un hotel de lujo un una playa en el mar Rojo. Mientras tanto, las autoridades del país africano, uno de los más visitados por sus restos arqueológicos y su historia, aseguran que las muertes fueron por causas naturales y que "no hay indicios criminales".

El fiscal general egipcio, Nabil Sadeq, afirmó que los primeros informes de las autopsias practicadas a los dos viajeros confirman que "no hay signos de criminalidad o resistencia en sus cuerpos". En un comunicado, indicó que las autoridades competentes llevarán a cabo las "inspecciones necesarias" mientras escuchan a testigos alojados en el complejo turístico Steigenberger Aqua Magic, en Hurgada, donde pereció la pareja, natural del condado de Lancashire, en el norte de Inglaterra.

Ante este incidente, la directora de marketing del Steigenberger Aqua Magic, Sally Jatab, confirmó a la agencia Efe el fallecimiento de la pareja en el recinto y explicó que "algunos de los clientes se trasladaron por su propia seguridad fuera del hotel", pero "no han salido de Hurgada", sin aportar una cifra. No obstante, "unos 1 900 huéspedes en el hotel no han experimentado ninguna anomalía ni nada similar", apuntó la responsable, a fin de acabar con las especulaciones sobre una posible intoxicación entre los alojados en el lujoso complejo.

Las muertes y la reacción

El cuerpo de John Cooper (69), fue hallado sin vida en la habitación del hotel a las 11.00 a.m. del 21 de agosto, señalaron las autoridades de la provincia del Mar Rojo, a la que pertenece Hurgada. Un responsable médico que acudió al Hospital General de Hurgada, donde fue trasladado el cadáver, "aclaró en su informe que su muerte se debió a una parada cardiorrespiratoria, por lo que no hay indicios de acto criminal", según las autoridades. "A las 16:00 horas, su esposa Susan Cooper, de 64 años, fue trasladada al Hospital Al Asil tras un desvanecimiento, donde fue sometida a una reanimación cardiaca durante treinta minutos, pero perdió la vida a las 17:12", agregaron.

El caso ha provocado que el operador Thomas Cook haya decidido retirar a 301 clientes del hotel, a quienes ha dado la posibilidad de ser ubicados en otros complejos en Hurgada o volver a sus lugares de origen, después de asegurar en una nota que "las circunstancias de las muertes no son aún claras". El hotel había sido inspeccionado por Thomas Cook a finales del pasado julio y había recibido un nivel de aprobación del 96%.

El caso ocurre mientras Egipto intenta reavivar su sector turístico, que se vio gravemente afectado por la crisis política desatada en el país desde 2011. También se vio perjudicado por el atentado contra un vuelo de pasajeros ruso, que volaba a San Petersburgo y que acabó con la vida de 224 personas en octubre de 2015, motivo por el cual Rusia impuso una suspensión durante dos años y medio a Egipto, que ya ha sido levantada.

EFE

Sepa más:
¿Qué opinas?