Argentina: Un hombre fue detectado con COVID-19, lo enviaron a casa y contagió a toda su familia

Jonathan Garro se realizó la prueba de coronavirus este último sábado  con síntomas presentes como tos y dolor de cabeza. Mientras esperaba los resultados, lo enviaron a casa en donde los ocho miembros de su familia terminaron contagiados.

Garro trabajaba vendiendo abarrotes en Córdoba. | Fuente: Captura | Google Maps

Jonathan Garro (29), un hombre que se dedica al comercio de abarrotes en Córdoba, Argentina, contagió de coronavirus a los ocho miembros de su familia luego de que el establecimiento de salud que le tomó el descarte lo enviara a su casa pese a los síntomas que presentaba.

Según contó el padre de familia a La Nación, todo empezó cuando el sábado pasado acudió a un laboratorio para realizarse el hisopado junto con sus compañeros de labores. En ese momento presentaba tos seca y dolor de cabeza, sin embargo no le prestó atención. Tras realizarle el descarte, Garro precisó que lo enviaron a casa.

No entendí por qué razón me mandaban a casa, cómo iba a saber si tenía o no la enfermedad, me sorprendí con esa decisión", expresó al medio. Ese mismo día por la noche, le comentaron los resultados de la prueba la cual arrojó positivo para COVID-19. “Lo primero que pensé fue en mi salud, sentía que tenía algo grave. E inmediatamente me preocupé porque podía contagiar a toda mi familia”, dijo.

"Quise salvar a mi familia, pero ya era demasiado tarde", agregó. Ese mismo día por la noche lo trasladaron al centro de aislamiento para contagiados. "En un momento les dije a los médicos que si yo era el portador del COVID-19 les pedía que por favor me trasladaran a otro lugar para no contagiar a mi familia", señaló. "Quise salvar a mi familia, pero ya era demasiado tarde", continuó.

El comerciante indicó que vivía con su esposa, sus hijos de seis años y ocho meses, con sus suegros, sus cuñados y su sobrina de cuatro años. "Al otro día vinieron a mi casa a hacerles los hisopados a ellos y a las pocas horas dieron todos positivos”, indicó. Mientras él permanece aislado, se comunica a través de videollamadas con su esposa e hijos.

"La verdad que los veo y están todos bien, no estoy preocupado porque en mi casa todos vienen evolucionando bien”, comenta. "Voy a poder abrazar a todos y agradecerle a Dios de que pudimos salir de esta mala situación", finaliza.

¿Qué opinas?