Tres delincuentes protagonizaron un tiroteo con la policía después de robar una joyería en el centro de Buenos Aires. Producto del enfrentamiento tres personas resultaron heridas, dos transeúntes y un asaltante detenido, informaron fuentes policiales a la agencia de noticias Efe.

La joyería asaltada al mediodía en la transitada avenida Corrientes y a escasos metros del Obelisco emitió una alarma que hizo acudir a varios agentes, que fueron recibidos a tiros por los delincuentes, que se dieron a la fuga. Dos de ellos continúan prófugos, mientras que las fuerzas del orden detuvieron al miembro restante, de 17 años y herido por una bala en el abdomen después de una persecución con tiroteo.

Escape de película

En un primer momento, los ladrones emprendieron la huida en una camioneta Ford y comenzó la persecución policial, pero después de dos primeros intercambios de tiros, chocaron contra otro vehículo.

Entonces, se bajaron de su auto, robaron otra camioneta de marca Peugeot y continuaron su huida con ella hasta que se detuvieron en la esquina de la calle Paraná y Corrientes frente a una pizzería. Gonzalo Álvarez, trabajador de esa pizzería, dijo a Efe que, en primer lugar, vio "un policía corriendo y persiguiendo a una camioneta", que ya era el modelo Peugeot que los ladrones robaron después de estrellarse.

Momentos de terror

Álvarez relató que el agente disparó a la camioneta y, acto seguido, los delincuentes empezaron a "responder" los disparos. "Cuando se empezó a escuchar mucho tiroteo, la gente se empezó a tirar al suelo y nos empezamos a refugiar todos. Se escuchaban muchos disparos, salían policías de todos lados, no sabíamos qué podía pasar".

Al acabar los disparos, el testigo vio cómo las fuerzas de seguridad reducían a dos personas "tiradas en el piso" fuera de la camioneta, que quedó parada con las ruedas pinchadas frente a la pizzería, en la esquina entre la Avenida Corrientes y la Calle Paraná. 

No hubo vítimas fatales

Los otros dos heridos en el tiroteo son un hombre de 40 años, empleado judicial, con un impacto de bala en el tórax y una mujer, jueza laboral, que recibió un disparo en una pierna.

Fuentes del Ministerio de Salud de la ciudad de Buenos Aires indicaron que las heridas de ambas personas, sorprendidas por los acontecimientos mientras tomaban un café, se encuentran "fuera de peligro". (Con información de EFE)

Sepa más: