Ataque
Fakhrizadeh falleció durante un ataque con explosivos y armas de fuego, cuando circulaba por una carretera el pasado 27 de noviembre. | Fuente: AFP

Una metralleta controlada por satélite, con ayuda de “inteligencia artificial”, fue utilizada para asesinar al físico nuclear iraní Mohsen Fakhrizadeh el pasado 27 de noviembre, según reveló este domingo el subcomandante en jefe de los Guardianes de la Revolución a un medio local.

Fakhrizadeh falleció durante un ataque con explosivos y armas de fuego, cuando circulaba por una carretera con un equipo de seguridad compuesto por once Guardianes de la Revolución, cuando la metralleta hizo “zoom” en su rostro y disparó trece balas, precisó el comandante Ali Fadavi, citado por la agencia de prensa Mehr.

Esta arma había sido colocada sobre una camioneta y según Fadavi, se concentró en el rostro del “mártir Fakhrizadeh”, por lo que su mujer, que se encontraba a solo 25 centímetros, no fue alcanzada por una bala.

El comandante indicó que el aparato estaba “controlado por internet” vía satélite y utilizó una “sofisticada cámara e inteligencia artificial” para encontrar su blanco. Agregó que el jefe de seguridad del científico recibió cuatro balas “cuando se lanzó” sobre él para protegerlo.

Fadavi indicó que en el lugar no había ningún terrorista y la agencia Mehr no precisó si el comandante cuenta de la muerte de otras personas en el ataque.

Las autoridades iraníes acusaron a Israel y a los Muyahidines del Pueblo, grupo de oposición prohibido en Irán, de este asesinato.

Tras el ataque, se dieron varias versiones sobre la muerte del científico.

El ministro de Defensa, Amir Hatami, indicó que Fakhrizadeh fue víctima de un ataque con explosivos y un tiroteo, mientras que la agencia de prensa Fars, afirmaba unos días después, sin citar fuentes, que se había utilizado una "metralleta automática teledirigida" y colocada sobre una camioneta.

AFP