El terremoto del pasado 28 de septiembre provocó un tsunami que arrasó la isla de Célebes. | Fuente: EFE

La cifra de muertos por el terremoto y posterior tsunami que golpearon la isla indonesia de Célebes el 28 de septiembre ha aumentado a 2.045, indicaron las autoridades este miércoles, un día antes de que se suspendan las operaciones de búsqueda y rescate, mientras se calcula que siguen desaparecidas unas 5.000 personas.

La Agencia Nacional de Gestión de Desastres (BNPB, sigla en indonesio) detalló en una rueda de prensa que 1.636 personas fallecieron en Palu, la capital de las Célebes Central; 222, en Sigi; 171, en Donggala; 15, Parigi Moutong; y 1, en Pasangkayu.

Los familiares de las víctimas mortales se han encargado de enterrar 1.076 cadáveres, mientras que las autoridades han enterrado en fosas comunes los 969 muertos restantes.

Los últimos datos se completan con 10.679 heridos, de los cuales 2.549 son graves, y 82.775 indonesios atendidos en más de un centenar de centros de evacuados.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, dijo durante la visita a un colegio islámico en Yakarta que la distribución de ayuda humanitaria ha mejorado y se ha restablecido el servicio eléctrico en su mayoría, pero admitió que aún hay deficiencias, según los medios locales.

Widodo manifestó que se necesita tiempo para restablecer la normalidad en una zona destrozada por la magnitud del terremoto, el tsunami y el fenómeno de licuefacción sufridos en Célebes.

Las autoridades estiman que más de 5.000 personas se encuentran enterradas bajo el barro en Balaroa y Petobo, mientras que en Jono Oge, donde también ocurrió la licuefacción de la tierra, la destrucción fue menor con 366 edificios dañados, a pesar de que un rio de lodo movió una gran cantidad de terreno.

El desastre natural en Célebes es el peor que padece Indonesia desde el tsunami que en 2004 barrió la provincia de Aceh, en el oeste del archipiélago, donde murieron 167.000 personas. (EFE)


0 Comentarios
¿Qué opinas?