Keizo Okamoto y Hiroya Suemori fueron ejecutados en la cárcel de Osaka, la segunda ciudad más poblada de Japón. | Fuente: Tokyo Reporter

Dos personas que habían sido condenadas a pena de muerte en Japón fueron ejecutadas hoy, informaron fuentes oficiales.

Los ajusticiados son Keizo Okamoto, de 60 años, e Hiroya Suemori, de 67, condenados a la pena capital por robo y el asesinato de dos personas en 1988 en la prefectura de Osaka, según informó en una rueda de prensa el ministro de Justicia, Takashi Yamashita.

De acuerdo con la información oficial, las dos ejecuciones se llevaron a cabo en la cárcel de Osaka, la segunda ciudad más poblada de Japón y donde estaban recluidos los dos condenados.

Se trata del primer ajusticiamiento de condenados a muerte desde los que se llevaron a cabo el pasado mes de julio.

El día 6 de ese mes fueron ejecutados siete integrantes de la secta que atacó con gas sarín el metro de Tokio en 1995, entre ellos el líder del grupo, Shoko Asahara, y el 26 del mismo mes fueron ajusticiados seis miembros de esa misma secta condenados a la pena capital por los mismos hechos.

Yamashita, que asumió el cargo en octubre pasado, declaró en la rueda de prensa que "la mayoría del pueblo japonés considera que es inevitable la pena de muerte para los casos extremadamente crueles".

En lo que va de año han sido ajusticiadas en Japón quince personas que habían sido sentenciadas a la pena capital. En las cárceles del país hay actualmente 110 reos condenados a muerte, según datos oficiales. (EFE)


Sepa más:
¿Qué opinas?