Kim Jong-un
Kim Jong-un presidió una reunión del politburó del partido de gobierno. | Fuente: AFP

El líder norcoreano Kim Jong-un aseguró que la negligencia y vagancia de funcionarios públicos agravaron el brote de la COVID-19 en el país, informó el miércoles la prensa estatal, cuando el total de contagios superó los 1,7 millones.

El país reportó la semana pasada su primer caso del coronavirus y el brote impulsado por la variante ómicron no ha parado de crecer, después de que dos años de bloqueo mantuvieron a Corea del Norte al margen de la pandemia.

Al presidir una reunión del politburó del partido de gobierno, Kim Jong-un denunció la "inmadurez en la capacidad estatal de enfrentar la crisis" y fustigó la "actitud negativa, la desidia y falta de actividad de los cargos estatales", informó la agencia noticiosa oficial KCNA.

Corea del Norte registró 232 880 nuevos casos de "fiebre" hasta la noche del martes, para un total de 1,72 millones de contagios y 62 muertes, según KCNA.

Sin información clara

Los medios estatales no precisaron cuántos casos y muertes están relacionados con el coronavirus, pero los expertos dicen que el país tendría dificultades para hacer pruebas de diagnóstico a gran escala.

En la cita del martes, Kim Jong-un prometió "despertar a todo el partido como un volcán activo" para contener el virus.

El líder norcoreano asumió personalmente la respuesta nacional a la COVID-19, señalando que el brote está causando una gran convulsión en todo el país.

Medicamentos donados por la familia de Kim Jong-un fueron distribuidos en la provincia de Hwanghae del Sur, dijo la prensa estatal, para destacar su papel personal en la lucha contra el brote. (AFP)

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿En qué se parecen el fútbol y el coronavirus? El Dr. Elmer Huerta responde: