Pakistán
El paquistaní espera casarse con una cuarta mujer, con lo que espera lograr su meta. | Fuente: EFE

Con el reciente nacimiento de dos hijas de madres diferentes, el paquistaní Jan Mohamed Jilji se ha convertido en el orgulloso padre de 35 vástagos, cifra que espera aumentar hasta los cien con un nuevo matrimonio con la que sería su cuarta esposa.

"Quiero tener 100 hijos ya que el profeta dijo que aquellos que incrementen su número de seguidores nunca irán al infierno. Con la ayuda de dios, mis hijos me ayudarán a ir al cielo", dijo hoy a Efe Mohamed, en una conversación telefónica desde la sureña ciudad de Quetta.

Este doctor, de 43 años, casado con Bibi Naz Gul, de 32; Noor Bibi, de 28, y Hayat Bibi, de 25, ya planea su cuarto matrimonio para aumentar su numerosa prole de 14 niños y 21 niñas.

En las últimas semanas dos de sus esposas dieron a luz a las pequeñas Hajrah Nasreen y Kulsoom Nasreen, una circunstancia que no es nueva para este 'pater familias' que en el pasado vio cómo sus tres mujeres daban a luz en un mismo mes.

El patriarca reconoce que en ocasiones tiene dificultades para recordar los nombres de sus descendientes por su alto número, pero al mismo tiempo ello le permite organizar partidos de críquet con equipos formados solo por sus hijos.

El doctor dirige una pequeña clínica en un barrio de la ciudad de Quetta, donde vive junto con los 38 miembros de su familia en un terreno de 4.000 metros cuadrados y una casa de 12 habitaciones.

Su sueldo de 100.000 rupias (850 euros) le permite "dárselo todo a los niños".

EFE