Medios surcoreanos afirmaron que Kim Jong-nam murió tras ser atacado con agujas envenenadas o con un espray tóxico -según las diferentes versiones- por dos mujeres en el aeropuerto internacional de Kuala Lumpur, y añadieron que las sospechosas se dieron a la fuga en taxi. | Fuente: EFE

El Gobierno surcoreano calificó hoy de "brutal e inhumano" el supuesto asesinato en Malasia de Kim Jong-nam, hermano mayor del líder norcoreano Kim Jong-un, y aseguró que cuenta con indicios que apuntan a que fue envenenado.

"De ser confirmado que el asesinato se llevó a cabo por parte del régimen norcoreano, se trataría de un flagrante ejemplo de su naturaleza brutal e inhumana", afirmó el primer ministro surcoreano y presidente en funciones, Hwang Kyo-ahn, durante su intervención en reunión de emergencia convocada hoy por el Ejecutivo.

El portavoz del Ministerio de Unificación, Jeong Joon-hee, señaló por su parte que Seúl está convencido de que Kim Jong-nam fue asesinado, aunque evitó dar más detalles sobre el caso, en declaraciones recogidas por la agencia local Yonhap.

"La Policía de Malasia está llevando a cabo la investigación del asesinato y aún tiene que anunciar los resultados", dijo Jeong, quien afirmó que Seúl "está trabajando estrechamente con el Gobierno malasio".

Las autoridades malasias hasta ahora sólo han confirmado el fallecimiento el lunes de un ciudadano norcoreano llamado Kim Chol y nacido en 1970 tras ser trasladado en ambulancia desde el aeropuerto de Kuala Lumpur, y en estos momentos trata de verificar la identidad del fallecido y de determinar las causas de su muerte.

En la reunión celebrada hoy en Seúl, los servicios de inteligencia informaron sobre indicios que apuntan a que la muerte se produjo por envenenamiento, aunque por ahora desconocen cómo se habría administrado el veneno y están a la espera de la autopsia prevista para hoy, según Yonhap. (EFE)

Corea del Sur
Los analistas locales apuntan a que podría tratarse de un asesinato orquestado por el régimen que lidera Kim Jong-un para deshacerse de una figura incómoda y posible rival al poder, un escenario con el que ya se ha especulado en varias ocasiones desde el ascenso del joven dictador. | Fuente: EFE
Corea del Norte
Kim Jong-nam, de unos 45 años, llegó a ser considerado como el mejor posicionado para relevar a su padre al frente del régimen Juché hasta caer en desgracia con el cambio de siglo, y desde entonces se cree que residía entre Hong Kong, Macao y Pekín sin ocupar ningún cargo oficial en el régimen norcoreano. | Fuente: EFE