Tíbet
Las autoridades regionales confirmaron 22 casos positivos en las últimas 48 horas. | Fuente: AFP

El Potala, el histórico palacio de los lamas en Lhasa (suroeste), la capital tibetana, cerró sus puertas al público en medio del rebrote de contagios de la COVID-19 que registra la región en el Himalaya, informaron hoy medios locales.

Las autoridades regionales confirmaron 22 casos positivos en las últimas 48 horas y están haciendo seguimiento a más de 400 contactos cercanos a los infectados, los cuales han sido confinados.

Tíbet no registraba contagios de la COVID-19 desde hacía más de 920 días.

Los cuatro primeros positivos, registrados el domingo pasado, fueron de habitantes de otras partes de la región que visitaban el condado de Burang, fronterizo con Nepal e India.

Los rebrotes causados por la variante ómicron han provocado ya decenas de miles de contagios en el gigante asiático, pero el hallazgo de estos cuatro casos en el Tíbet es noticia porque, desde el inicio de la pandemia, la región solamente había registrado una única infección, en enero de 2020.

La COVID-19 en China

China mantiene una estricta política de tolerancia cero contra el coronavirus que le ha permitido imponerse ante diversos brotes desde el inicio de la pandemia mediante confinamientos, test masivos o el cierre casi total de sus fronteras.

Aunque la llegada de la variante ómicron ha puesto en jaque esa estrategia, Pekín insiste en que seguirá empleándola ante cualquier rebrote que pueda surgir. (EFE)

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿En qué se parecen el fútbol y el coronavirus? El Dr. Elmer Huerta responde: