Crisis en Chile | Fuente: AFP /Ejército de Chile | Fotógrafo:

El general de división del Ejército chileno Javier Iturriaga, responsable de la seguridad durante el estado de emergencia en la capital del país, negó estar en guerra, luego de que fuera consultado por la declaración del presidente Sebastián Piñera la noche del domingo.

¿Usted coincide con el diagnóstico realizado por el presidente que estamos enfrentados a una guerra? ¿Es esa la instrucción que se le ha dado a usted en esta situación? ¿Cuál es la voz que le transmite a los efectivos militares que están en la calle?, le preguntó un periodista chileno durante una breve rueda de prensa para entregar el balance de la segunda noche con toque de queda en Santiago.

“Mire yo soy un hombre feliz. Y la verdad es que no estoy en guerra con nadie”, respondió el general Iturriaga.

En otro momento, el general dijo que estaban conformes por cómo se estaban desarrollando las actividades en la ciudad. "Ha sido un despertar lento de la ciudad, en calma y en paz, lo que nos tiene muy tranquilos y al mismo tiempo muy alerta a inconvenientes que pudieran provocar algunos desadaptados", afirmó. 

Agregó que “le pido a todos los medios difundir tranquilidad a la población, que vaya a sus trabajos, que realice sus actividades normales”. 

Lo que dijo el presidente

Chile está "en guerra", afirmó el presidente Sebastián Piñera, cuyo país es sacudido desde hace tres días por manifestaciones violentas y saqueos que han dejado siete muertos y casi 1.500 detenidos, el peor estallido social en más de tres décadas.

"Estamos en guerra contra un enemigo poderoso, implacable, que no respeta a nada ni a nadie y que está dispuesto a usar la violencia y la delincuencia sin ningún límite", dijo Piñera a periodistas luego de reunirse durante una hora con el general de Ejército Javier Iturriaga, quien tiene a cargo el orden y seguridad de Santiago durante la coyuntura.

El mandatario explicó que Santiago y otras nueve regiones de las 16 que conforman Chile, se encuentran en estado de emergencia bajo el resguardo de unos 9.500 militares y policías. Además, confirmó que el lunes, primer día laboral luego de tres días de disturbios, se abrirán 27 estaciones de la línea 1, una de las siete que conforman el subterráneo capitalino.

El metro fue cerrado desde el viernes luego que 78 de sus estaciones y vagones sufrieron destrozos valorados en más de 300 millones de dólares por la empresa estatal.


¿Qué opinas?