De acuerdo al más de 90% de mesas escrutadas por Servel, José Antonio Kast y Gabriel Boric competirán en la segunda vuelta.
De acuerdo al más de 90% de mesas escrutadas por Servel, José Antonio Kast y Gabriel Boric competirán en la segunda vuelta. | Fuente: EFE / EFE

Las elecciones presidenciales de Chile se definirán en la segunda vuelta del próximo 19 de diciembre entre el ultraderechista José Antonio Kast y el izquierdista Gabriel Boric, candidatos radicalmente antagónicos que se impusieron este domingo en las urnas y cuyos resultados marginaron las opciones de centro.

Los comicios confirmaron el ascenso de Kast pronosticado por las encuestas y le llevaron a ser la primera preferencia de los chilenos, con el 28,01 % de los votos cuando se había escrutado el 92,75 % de las papeletas, superando el 25,64 % alcanzado por Boric, quien según la mayoría de los sondeos era el primer favorito pero quien acabó en el segundo lugar de esta primera vuelta.

Kast, exdiputado y abogado de 55 años que en varias ocasiones ha defendido la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), ni siquiera alcanzó el 8 % de los votos en su primer intento por lograr la primera magistratura, en 2017, y arrancó la presente campaña por debajo del candidato de la derecha oficialista, Sebastian Sichel, pero acabó arrebatándole el apoyo de los más conservadores.

Boric diputado de 35 años y abanderado de una formación de izquierdas que cuenta con el apoyo del Partido Comunista, presenta un programa radicalmente opuesto en su naturaleza política, económica y social, lo que obligará a los chilenos a elegir entre dos proyectos muy diferentes en el balotaje y a los dos candidatos a buscar apoyos en el centro para ganar.

Derrota de la derecha moderada 

El presidente saliente de Chile, el conservador Sebastián Piñera, pidió tras los comicios "moderación" y "no polarización", "responsabilidad" y "no populismo", de cara a la segunda vuelta.

Las urnas relegaron la opción de una derecha moderada que propuso el exministro Sichel (12,64 %) y la vía de centroizquierda que trazó la senadora Yasna Proviste (11,71 %), representantes de los bloques políticos tradicionales que han Gobernado chile las últimas décadas.

"Hay una cierta polarización en las candidaturas más que en el electorado, que estimó que no había buenas opciones en el centro", dijo a Efe el académico del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, Robert Funk.

La sorpresa la dio el tercer lugar logrado por el economista libertario Franco Parisi (12,95 %), quien reside en Estados Unidos y ha hecho toda la campaña desde el extranjero.

Los resultados de esta primera vuelta los completan el 7,59 % alcanzado por el progresista Marco Enríquez-Ominami y el 1,46 % logrado por el izquierdista radical Eduardo Artés.

(Con información de EFE)