Las segundas dosis de Pfizer y Moderna se aplicarán 12 semanas después de la primera dosis.
Las segundas dosis de Pfizer y Moderna se aplicarán 12 semanas después de la primera dosis. | Fuente: EFE

Descontento en Colombia. El Gobierno colombiano anunció un nuevo lineamiento (Resolución 1151 de 2021, emitida por el Ministerio de Salud y Protección Social), para la aplicación de segundas dosis de las vacunas de las marcas Moderna y Pfizer, a los 84 días después de las primeras dosis, excepto para las personas con comorbilidades que si la recibirán a los 28 y 21 días, respectivamente.

Este cambio, ha sido duramente criticado por muchos colombianos quienes indican que el Gobierno está tapando el retraso de la llegada de vacunas con la prolongación de la segunda dosis de los mencionados laboratorios. 

La aplicación de segundas dosis de vacunas Moderna y Pfizer se hará en los tiempos que indica la siguiente imagen:

Así están programadas las dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna en Colombia.
Así están programadas las dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna en Colombia. | Fuente: Municipio de Bogotá

¿Por qué es una mala estrategia la de Colombia?

La disposición de aplicar la segunda dosis después de 8 a 12 semanas después de la primera dosis viene del Reino Unido, detalla el doctor Elmer Huerta, consultor médico de RPP. Esto era aplicado para mayores de 18 años.

Sin embargo, tras al aparición de diferentes variables del nuevo coronavirus el Reino Unido ha cambiado dicho reglamento y ha tratado de agilizar lo más pronto posible la segunda dosis de las vacunas.

“En suma, creo que no es una buena idea teniendo tanta variante Mu y con la amenaza de la Delta, que Colombia retrase tanto la segunda dosis. Creo que la tendencia debería ser a acortar, no a alargar el intervalo entre la primera y segunda dosis”, opina.

Sanidad de Reino Unido explica que “debido a un fuerte aumento en los casos de la variante Delta (B.1.617.2), y debido al buen progreso con el lanzamiento de la vacuna, es posible que le ofrezcan su segunda dosis antes de lo esperado”.

“El hecho que a las personas inmuno-suprimidas le acorten el intervalo a 3 o 4 semanas, es bueno, pero creo que se van a producir un alto número de infecciones en vacunados con la primera dosis (breakthrough infections) en Colombia”, explica Huerta.