George Floyd
El tío de George Floyd piensa que el juicio puede desencadenar más protestas en el país. | Fuente: AFP | Fotógrafo: CHANDAN KHANNA

Herido y marcado para siempre por la muerte de su sobrino George Floyd, Selwyn Jones está preocupado por el juicio que comienza este lunes del policía acusado de su asesinato, porque duda de un sistema legal que históricamente ha sido clemente con las fuerzas del orden.

"Quiero que prevalezca la justicia", dice Jones, tío materno del ciudadano afroamericano que murió asfixiado bajo la rodilla del agente blanco de Minneapolis Derek Chauvin. Su muerte desató indignadas protestas en todo el mundo.

"Obviamente, quiero una condena", dijo Jones a la AFP. Pero asegura que le preocupa "el sistema".

Dereck Chauvin, que apretó su rodilla contra el cuello de un inmovilizado George Floyd durante casi nueve minutos el 25 de mayo de 2020, se enfrenta a cargos de asesinato y homicidio involuntario en el juicio en un tribunal de distrito del condado de Hennepin, donde la selección del jurado comienza el lunes.

Selwyn Jones, de 55 años, vive en la pequeña ciudad de Gettysburg, en Dakota del Sur, a cientos de kilómetros al oeste de Minneapolis. Espera poder asistir al juicio, pero las restricciones de distanciamiento social impuestas para enfrentar la COVID-19 sólo permiten que un miembro de la familia asista a la vez.

Para él, el vídeo del fatídico episodio, que fue filmado por un transeúnte y visto por millones de personas en todo el mundo, no deja lugar a dudas: Dereck Chauvin es "tan culpable como se puede ser".

Cuando Selwyn Jones vio por primera vez el vídeo en la televisión, no sabía quién era el hombre que yacía boca abajo, sofocado por la rodilla de un policía. "Maldita sea", cuenta que pensó en ese momento, "¡eso lo va a matar!".

Pero luego su hermana, angustiada, lo llamó para darle la noticia de que la víctima era George Floyd. Fue como si alguien "me hubiera metido las manos en el pecho y me hubiera arrancado el corazón", dice.

Dijo que nunca podría olvidar las imágenes de su sobrino jadeando y suplicando por su vida.

En cuanto a Dereck Chauvin, dijo, "actuó como si no hubiera nadie a su alrededor", incluso mientras una multitud reunida le imploraba que dejara respirar a Floyd.

Jones dijo que era como si Chauvin se dijera a sí mismo: "Puedo hacer lo que quiera, porque soy un oficial de policía, y soy un hombre blanco y nosotros mandamos en el mundo".

"Manipular el sistema"

A pesar de lo impactante del vídeo, el tio de George Floyd no es optimista sobre el resultado del juicio, que se espera que dure varias semanas.

Dijo que los "tecnicismos" -incluidas las leyes que otorgan a los agentes de policía una considerable inmunidad legal- pueden utilizarse "para manipular el sistema a su manera".

"Se han visto cosas así a lo largo del tiempo, y nunca han funcionado como deberían".

El ejemplo más notorio, dice, fue la paliza que la policía de Los Ángeles le propinó a un hombre negro, Rodney King, en 1992, tras una persecución a gran velocidad. A pesar de que la prolongada paliza quedó registrada en vídeo, el jurado absolvió a tres de los agentes implicados y no llegó a un veredicto sobre el cuarto.

Ese resultado condujo a seis días de sangrientos disturbios en barrios afroamericanos y latinos que dejaron 63 muertos. Selwyn Jones teme que el escenario pueda repetirse si Dereck Chauvin no es condenado a prisión.

"Si hay una absolución, el mundo entero se va a desgarrar", dijo. "Odio los disturbios, pero a veces es la única manera de que la gente entienda".

Las circunstancias que rodean la muerte de su sobrino, y las enormes protestas que generó, dan a Jones cierta esperanza.

"Por casualidad, la muerte de George Floyd tuvo que producirse en medio de una pandemia, con todo el mundo (teniendo) esa oportunidad de ver cómo es el racismo", dijo.

"Porque de eso se trata: de racismo, poder y control. Lo mismo que se ha infligido a los negros durante cientos de años".

"La única razón" por la que Dereck Chauvin fue detenido, dijo Jones, "es porque la gente estaba harta y cansada de estar harta y cansada".

Están previstas nuevas protestas en torno a la zona donde se lleva a cabo el juicio. Los alegatos iniciales están fijados para el 29 de marzo y está garantizada una enorme atención mediática.

Con "tanta presión sobre este caso para que se haga algo", Jones tiene un poco de esperanza. (AFP)

Newsletter Todo sobre el coronavirus

La COVID-19 ha puesto en alerta a todos. Suscríbete a nuestro newsletter Todo sobre el coronavirus, donde encontrarás los datos diarios más relevantes del país y del mundo sobre el avance del virus y la lucha contra su propagación.

NUESTROS PODCASTS:

- ‘Espacio Vital’: ¿La variante británica de la COVID-19 es más letal? El Dr. Elmer Huerta responde: