Julián Hernández pide que se respete su privacidad | Fuente: YouTube: ABC

El joven hispano Julián Hernández, que apareció en Cleveland (Ohio) después de estar desaparecido durante 13 años, pidió a los medios de comunicación que respeten su privacidad y lo dejen vivir en paz.

En un comunicado que divulgó a través de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en Cleveland, el joven de 18 años dijo que quiere vivir "una vida normal" y continuar sus estudios.

"No más luces o cámaras, no más periodistas tratando de entrar en mi escuela o presentándose en mi casa, y no más micrófonos en mi cara", pidió en la carta, donde pide además que se respete la privacidad de su escuela, de sus amigos y vecinos.

Quiere que lo dejen en paz

"Tan solo quiero que me dejen en paz", escribió el joven que fue dado por desaparecido en Alabama en 2002, cuando tenía cinco años, y fue hallado sano y salvo esta semana por el FBI en Cleveland.

La madre del joven se ha mantenido alejada de los medios y hasta el momento solo ha trascendido un comunicado de su familia, según el cual está "muy contenta y aliviada" con la noticia.

"Estamos encantados de saber que Julián ha sido localizado y se encuentra bien, apreciamos el interés que ha generado nuestra historia pero declinamos cualquier pedido de entrevista o información adicional", agrega el comunicado.

Padre acusado

La Policía de Vestavia Hills, un suburbio de Birmingham (Alabama) donde vive la madre, informó que ella ha estado en contacto, pero no se sabe si se han encontrado.

Julián vivió bajo diferentes nombres junto con su padre, Bobby Hernández, quien fue detenido en Ohio y acusado de falsificación de identidad y secuestro.

La verdadera identidad de Julián Hernández quedó al descubierto cuando solicitó ingresó a la universidad y tuvo problemas con su número de Seguro Social.

Al verificar el número, un consejero universitario encontró su nombre en la base de datos del Centro Nacional de Niños Desaparecidos y Explotados, donde figuraba como secuestrado. EFE

Sepa más: