Al menos 25 personas trans han sido asesinadas en los Estados Unidos en lo que va del 2018.
Al menos 25 personas trans han sido asesinadas en los Estados Unidos en lo que va del 2018. | Fuente: Composición

Kelly Stough, una mujer transgénero de 36 años de Detroit, Estados Unidos, fue asesinada el pasado viernes en el barrio de Palmer Park. La fiscalía de la ciudad acusó a Albert Weathers, un predicador de 46 años, por su asesinato.

Los fiscales dijeron que presentarán pruebas ante el tribunal de que el motivo que llevó al asesinato de Stough fue su identidad de género. Los amigos y la familia recordaron a Kelly como una mujer amorosa, de gran espíritu y valentía que era bien conocida en la escena del salón de baile de Detroit.

"Quiero que la gente sepa que porque ella era transgénero no significa que no fuera amada, que no fue atendida", dijo Jessica Chantae Stough, la madre de Kelly, en una entrevista con NBC News. “Ella tiene una familia que se preocupó por ella, que la amaba, y quiero que sepan que las mujeres transgénero, expresamente las de color, simplemente no son desechables; La gente se preocupa por ellos ", agregó.

El caso de asesinato de Stough ha sido asignado a la fiscal especial Jaimie Powell Horowitz. En lo que va del 2018, al menos 25 personas trans han sido asesinadas en los Estados Unidos. La gran mayoría de las cuales son mujeres jóvenes transgénero de color.

Los asesinatos contra personas LGBTQ en los Estados Unidos continuaron aumentando en 2017, saltando un 3 por ciento respecto al año anterior, según los datos de crímenes de odio publicados por el FBI el mes pasado. Las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales representan más del 16% de todas las víctimas de estos delitos.