George Ramírez, de 95 años, y su hermana, Ana Ramírez Cruz, de 94 años. | Fuente: Captura pantalla CBS

Dos hermanos hispanos mayores de 90 años recibieron en Estados Unidos sus diplomas de educación secundaria casi ocho décadas después de su ceremonia de graduación, gracias a las gestiones de su familia y de autoridades escolares locales. George Ramírez, de 95 años, y su hermana, Ana Ramírez Cruz, de 94 años, llegaron a la Escuela Manual en la capital de Colorado para recibir sus diplomas, los que no pudieron recoger en 1942 cuando la Segunda Guerra Mundial interrumpió sus planes de estudios.

"Durante décadas, Anita y George miraron a sus hijos, nietos y bisnietos caminar por los escenarios de muchas graduaciones de escuelas secundarias y de universidades. Esta vez fue su turno", dijo a la agencia Efe Will Jones, portavoz de las Escuelas Públicas de Denver (DPS).

Los Ramírez crecieron en Denver, una ciudad que en solo diez años (la década de 1930) recibió 50 mil nuevos residentes, atraídos en su mayoría por las ofertas laborales en la fábrica de municiones local y en varios arsenales de la zona, lo que llevó a que la población alcance los 322.000 habitantes a principios de la Segunda Guerra Mundial. En Denver, hoy con una población que supera los 700 mil habitantes, aquella épica es considerada "la edad de oro", por su rápido crecimiento poblacional y por el establecimiento de nuevos vecindarios, como Five Points, donde vivieron los Ramírez.

Estudios interrumpidos por la guerra

En medio del conflicto bélico, George Ramírez recibió el llamado del Ejército de Estados Unidos y, en vez de graduarse en su escuela, fue transportado a Europa, donde sirvió como conductor de tanques en Francia, Bélgica y Alemania. Tras cumplir con la Armada, Ramírez regresó a Colorado, se casó y tuvo siete hijos, cuatro de los cuales sacaron sus títulos universitarios.

Anita Ramírez Cruz dejó la escuela poco antes de graduarse para contribuir al sostén económico de su familia, que resultó afectada precisamente por la partida del hermano. Durante los siguientes tres años, trabajó como niñera cuidando a tres niños de una familia de la zona. Luego se casó y tuvo tres hijos, dos de ellos con carreras universitarias completas. "Debido a que ella no pudo terminar la escuela secundaria, siempre les enfatizó a sus hijos y a sus nietos la importancia de la educación", comentó Jones.

Joe Glover, director de la Escuela Manual, les entregó los diplomas honorarios a los hermanos Ramírez. La Escuela Manual, fundada en 1894, cuenta entre sus graduados al exalcalde de Denver, Wellington Webb, y al actual alcalde, Michael B. Hancock, así como al dirigente local Rodolfo "Corky" Gonzáles y a Norma Rice, la primera alcaldesa afroamericana de Seattle, junto con numerosos atletas y artistas. Los Ramírez oficialmente forman hoy parte de la lista de exalumnos de la escuela que figura en internet. EFE

¿Qué opinas?