Barack y Michelle Obama deslumbraron en su última cena de Estado en la Casa Blanca. La cena del martes fue para agasajar al primer ministro italiano, Matteo Renzi, y a su mujer, Agnese Landini, en una velada que ha sido considerada por el presidente estadounidense como "un momento agridulce".

El diseñador Giorgio Armani, el actor Roberto Benigni y el director de cine Paolo Sorrentino fueron algunos de los invitados italianos en la última cena de Estado. También estuvieron presentes la cantante Gwen Stefani, el comediante Jerry Seinfeld, los cantantes James Taylor y Frank Ocean, y el rapero Chance Bennett.

Barack Obama perfiló a Renzi como un socio clave que encarna un nuevo tipo de liderazgo para una Europa que, a su juicio, debe mantenerse "fuerte" y "unida", y volver a centrarse en el crecimiento en lugar de en políticas de austeridad. (Con información de EFE).