Encuentran restos de un elefante prehistórico previo al mamut en Macedonia

Los paleontólogos calculan que el animal, un tipo de mastodonte del Mioceno anterior al mamut lanudo, debió pesar unas diez toneladas y tener unos cincuenta años cuando murió.
Según el estudio, se tratarías ni más ni menos que de un paquidermo que existió previamente al mamut. | Fuente: EFE | Fotógrafo: PETRIT SARACINI

Un equipo de paleontólogos macedonios y búlgaros del Museo de Historia Natural de Skopje desenterró los restos fosilizados de una especie de elefante extinta en un viñedo del municipio de Dolni Disan en la República de Macedonia. 

Los huesos prehistóricos fueron encontrados por el dueño del fundo cuando cosechaba uvas, quien luego avisó a los ciéntificos.  "Estaba trabajando en el viñedo tras cosechar la uva el pasado otoño y encontré algo similar a un hueso pero grande y enterrado profundamente. Me di cuenta de que era un hueso muy antiguo e informé al museo", explicó Vaso Tashev, el granjero.

En las excavaciones, los paleontólogos encontraron una calavera de un elefante prehistórico con grandes colmillos. Además, encontraron partes de las patas. Un detalle que engrandece aún más el descubrimiento pues, según explican los científicos, es muy raro ver distintos tipos de hueso en la misma ubicación.

Los paleontólogos calculan que el animal, un tipo de mastodonte del Mioceno anterior al mamut lanudo, debió pesar unas diez toneladas y tener unos cincuenta años cuando murió.

El hábitat del Choerolophodon

El "Choerolophodon", como se le conoce en latín, vivió tanto en la actual Europa como en Asia durante la época del Mioceno, que comenzó hace 23 millones de años y terminó hace unos 5 millones de años. En ese período, donde ahora están las verdes viñas de Vaso, y de hecho en toda Macedonia y el Sureste de Europa, había llanuras con hierbas altas con un clima húmedo similar al de la sabana africana, que provocaba lluvias monzónicas y cientos de pequeños lagos.

Biljana Garevska, una de las paleontólogas que descubrió los fósiles, explica que en esta época geológica la zona donde ahora está la Antigua República Yugoslava de Macedonia contaba con una amplia fauna prehistórica. Simios, antílopes, jirafas, rinocerontes, mastodontes y otras muchas especies que nunca imaginaríamos en Europa vivían aquí. "Era un animal muy grande e imponente. Probablemente esta especie se extinguió en nuestra región después de que la meseta balcánica se elevase hacia lo que ahora vemos como el Mar Egeo, secando las tierras húmedas. La falta de agua significa que tampoco hay comida, y ese es el final de los mastodontes en nuestra región", cuenta Garevska.

El tiempo de sobrevivencia

Los restos lograron conservarse debido a que el terreno en Macedonia, hace millones de años, era arcilloso y ayudó a mantenerlos casi intactos durante mucho tiempo. "Normalmente sólo encontramos fósiles en terreno arcilloso. Mantiene el agua lejos de los huesos por lo que pueden fosilizarse y preservarse", explicó el restaurador Makedon Petlicharov.

A veces es la erosión o los trabajos agrícolas lo que hace emerger de la tierra estos fósiles, haciéndolos accesibles para el análisis de los investigadores y trayéndonos al día de hoy un trozo de una Tierra que nunca conoceremos por completo.

Secretos aún no revelados

El paleontólogo búlgaro, Nikolay Spasov, quien estuvo en los trabajos de excavación cree que en esta región se esconden yacimientos prehistóricos de gran valor, no sólo de animales. "Espero que aquí podamos encontrar también restos fósiles de humanos prehistóricos", dijo.

Los cientificos precisaron que para finales de este año, los restos del elefante encontrado serán presentados en el Museo de Ciencias Naturales de Skopje junto a otros artefactos y fósiles. (EFE)

¿Qué opinas?