Cuerpo de Jean-Baptiste Sèbe fue encontrado al interior de su iglesia en Normandía. Según al policía, mujer denunció ante el obispo la acción del sacerdote. | Fuente: F3 Normandie

Un sacerdote católico de 38 años, acusado por una mujer de comportamiento indecente y agresión sexual contra su hija, se suicidó en su iglesia de la ciudad de Normandía en Francia, informó este miércoles la Fiscalía de Ruán.

"Estos elementos fueron señalados al inicio de la investigación, tras el suicidio del sacerdote Jean-Baptiste Sèbe", dijo Etienne Thieffry, fiscal adjunto de Ruán (noroeste de Francia) a la Agence France Press.

"Hasta ahora, no se ha presentado ninguna denuncia", según el magistrado, quien señaló que la investigación en marcha permitirá saber más "sobre las motivaciones exactas de este suicidio".

Según una fuente policial, "una mujer se había quejado ante el arzobispo de Ruán del comportamiento indecente y agresión sexual (del sacerdote) contra su hija. Pero nada de esto se había informado a la policía antes del suicidio".

Los investigadores se mantienen "muy cautelosos en esta etapa de la investigación", especifica la fuente.

Desconocen hecho

Preguntados por la supuesta denuncia, el director de comunicación de la diócesis de Ruán, Eric de la Bourdonnaye, dijo que no podía "confirmar ni negar esta información".

"Nos encontramos ante la incomprensión de tal gesto, aunque sabíamos que él vivía un momento difícil", escribió por su parte Dominique Lebrun, arzobispo de Ruán, en una carta enviada la víspera a todos los sacerdotes de su diócesis.

Ordenado sacerdote en 2005, Sebe fue párroco de Saint-Jean XXIII, en el sector norte de Ruán. También era director del Centro teológico universitario y del Servicio de formación permanente, según elementos que aparecen en el sitio internet de la diócesis (AFP)

¿Qué opinas?