FILES-FRANCE-ELECTION-INVESTIGATION
Una foto de archivo del encuentro entre Muamar Gadafi y el presidente francés Nicolas Sarkozy en diciembre del 2007. | Fuente: AFP | Fotógrafo: ERIC FEFERBERG

El expresidente de Francia Nicolas Sarkozy (63) considera que las acusaciones que han conducido a su imputación por financiar su campaña electoral en 2007 con dinero de Muamar Gadafi responden a la venganza del líder libio por la operación internacional que encabezó para derrocarlo.

Este jueves, la web del diario Le Figaro publicó parte de su testimonio ante los jueces. Sarkozy (2007-2012) pone el acento en que él fue "el jefe de la coalición (internacional) que destruyó el sistema Gadafi" en 2011.

El ex jefe de Estado (2007-2012) fue imputado el miércoles por la noche por "corrupción pasiva", "financiación ilícita de campaña electoral" y "encubrimiento de fondos públicos libios". Sarkozy dice estar "acusado sin ninguna prueba material".

Se defiende

Dijo solo se le acusa sobre la base de las declaraciones del clan Gadafi, y en especial del marchante de armas e intermediario Ziad Takieddine. Este empresario franco-libanés repite desde noviembre de 2016 que transportó cinco millones de euros en efectivo desde Trípoli a París entre finales de 2006 y comienzos de 2007, que entregó al propio Sarkozy y a su mano derecha, el exministro Claude Guéant.

Sarkozy hace hincapié no sólo en que Takieddine recibió dinero de Libia en múltiples ocasiones, sino que se ha podido demostrar que es un mentiroso, ya que fue condenado por difamación. Por eso insiste en que dada su "falta de credibilidad", el testimonio de Takieddine no puede constituir una base para su inculpación. (Con información de Efe y Afp)