Venecia está padeciendo sus peores inundaciones en 53 años. | Fuente: AFP

Venecia vive este sábado una nueva jornada de dificultades debido a las condiciones meteorológicas, después de la marea alta del viernes en la ciudad, donde se decretó el estado de emergencia para hacer frente a la devastación provocada por las inundaciones.

Los servicios de protección civil italianos lanzaron una "alerta roja" meteorológica para toda la región de Venecia y avisaron del riesgo de fuertes vientos durante la jornada.

Será otro día difícil para este destino turístico italiano, cuyo alcalde, Luigi Brugnaro, se vio obligado el viernes a cerrar la emblemática plaza San Marcos durante varias horas hasta que el nivel del agua bajó ligeramente. La temida ‘agua alta’ o marea alta, llegó a 154 centímetros el viernes.

El martes, Venecia padeció sus peores inundaciones en 53 años, cuando llegó a 187 centímetros. El 4 de noviembre de 1966 había llegado a 194 centímetros. El agua invadió iglesias, museos y hoteles de esta ciudad incluida en el patrimonio mundial.

Museos como el Guggenheim pensaron abrir el viernes, pero cambiaron de idea cuando vieron las previsiones meteorológicas.

El ministro italiano de Cultura, Dario Franceschini, que estuvo en Venecia el viernes comprobando los daños, estimó que las obras de rehabilitación serán considerables. Según él, más de 50 iglesias resultaron dañadas.

Venecia recibe al año unos 36 millones de turistas, 90 % de ellos extranjeros. Los hoteles de la ciudad han comenzado a registrar anulaciones en sus reservas para las fiestas de finales de año.

El alcalde de Venecia anunció la apertura de una cuenta bancaria para todos aquellos que, en Italia o en el extranjero, quieran hacer donaciones y contribuir con los trabajos de rehabilitación. (AFP)


Sepa más:
¿Qué opinas?