Población protestó contra el fondo privado de pensiones.
Población protestó contra el fondo privado de pensiones. | Fuente: AFP

La Cámara de Diputados de Chile aprobó este miércoles una histórica reforma de ley que permite el retiro anticipado del 10% de los fondos de pensiones privados para hacer frente a la crisis económica derivada de la pandemia, asestando un duro golpe al gobierno de Sebastián Piñera.

Con el apoyo de parlamentarios de la coalición de derecha del gobierno y tras una noche de protestas, la iniciativa fue aprobada por 95 votos a favor, 36 abstenciones y 22 en contra, y abrió la puerta por primera vez a reformar un sistema de capitalización absolutamente individual pionero en el mundo, instaurado por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990). El proyecto de ley ahora pasa al Senado.

La madrugada del miércoles se registraron barricadas, saqueos e incendios de comisarías en distintos puntos de Santiago horas antes de que el Congreso chileno vote una histórica ley que permitirá a los ciudadanos el retiro anticipado de sus fondos de pensiones y que cuenta con gran apoyo popular.

Al menos una veintena de personas fueron detenidas por saquear supermercados y atentar contra varias comisarias en comunas (barrios) capitalinas como Ñuñoa, Recoleta, Quinta Normal, Independencia, Maipú o Cerro Navia, según el cuerpo policial de Carabineros.

"Ninguna discusión democrática, ninguna causa, ninguna propuesta puede nunca justificar los hechos de violencia que se manifestaron en el país", explicó este miércoles en rueda de prensa el ministro chileno de Interior, Gonzalo Blumel.