Capturas de cámaras de seguridad del momento del tiroteo | Fuente: Composición

La Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) de Chile informó detuvo la última semana al segundo sospechoso de matar a cinco personas tras irrumpir a tiros en un local de tragamonedas del municipio de Puente Alto, aledaño a Santiago, el pasado mes de agosto. El detenido, que era buscado desde que sucedieron los hechos, fue detenido el jueves en la capital chilena y responde al nombre de Rodrigo Castro, según medios locales.

Tras su arresto, fue trasladado hasta la Brigada de Homicidios de la PDI para ser interrogado por el fiscal Milibor Bugueño, agregaron los medios. Su detención se suma a la del principal sospechoso de cometer ese quíntuple asesinato, Javier Vargas Durán, quien fue atrapado por las fueras policiales la semana pasada. Los indicios policiales apuntan a Castro como cómplice de Vargas, quien habría sido el ejecutor de los disparos morales.

Localidad de Puente Alto, cercana a Santiago

Quíntuple homicidio

El incidente ocurrió el pasado 8 de agosto en un establecimiento de juegos de azar situado en la población Carol Urzúa, de Puente Alto, unos 29 kilómetros al sureste de la capital chilena. Según testigos, dos hombres se enzarzaron en una discusión en las afueras del local y uno de ellos huyó hacia el interior cuando el otro extrajo un arma y lo persiguió hasta el interior, disparando de forma indiscriminada.

Las víctimas, tres de las cuales tenían antecedentes policiales, fueron identificadas como Luis Bórquez Arriagada, de 46 años; Yessica Reyes Arellano (47); Jimmy Ávalos Gallardo (45); Yerko Riveros Muñoz (18) y Milton Lara Iturra (38). Tras el tiroteo se encontraron al menos 70 vainillas de balas en el local y las afueras. Según los indicios policiales, el autor portaba un arma adaptada para disparar en ráfagas, equipada con un cargador con capacidad para una gran cantidad de proyectiles. EFE

¿Qué opinas?