Las mujeres afganas | Fuente: Getty

La organización Human Rights Watch ha denunciado los “exámenes de virginidad” que se cometen en Afganistán y señalan que estos constituyen un ‘asalto sexual’.

Además, para la Organización Mundial de la Salud (OMS) "no tienen ningún valor científico".

De acuerdo a información recopilada por Infobae, los doctores que trabajan en la capital afgana de Kabul comprueban que la virginidad de las mujeres al abrir sus labios genitales menores y pedirles que tosan. Según los médicos afganos, el himen "se rompe entre las siete y las nueve de las agujas del reloj".

Las jóvenes que “no sangran” en su noche de bodas después de la primera relación sexual deben ser sometidas a estas prácticas, denunció la organización no gubernamental.

Las leyes de ese país señalan que la Policía da la orden para realizar el examen y son tres doctoras quienes revisan a las jóvenes.

 

Mujeres deben pasar por dura prueba | Fuente: AFP

Exámenes de virginidad

Algunos médicos afganos admiten que la situación es tensa mientras se realiza el examen. Además han narrado que las mujeres que se niegan a ser examinadas son agarradas entre otros médicos para “abrirles las piernas”.

Human Rights Watch desconoció la validez de los exámenes de virginidad, ya que 'muchas personas creen erróneamente que la virginidad se puede determinar siempre por el himen, que se rompe cuando una mujer o niña tiene relaciones sexuales por primera vez. Esto simplemente no es verdad'.

El reporte añade que algunas niñas nacen sin himen, o el himen se rompe con frecuencia durante las actividades diarias no sexuales, o en algunos casos el himen permanecen intactos después de la relación sexual.


Sepa más:
¿Qué opinas?