Investigación sobre presunto ataque químico en Siria aún no se realiza

El mandatario sirio, Bashar Al Asad, pidió la presencia de especialistas de OPAQ para las pericias, pero hasta el momento el grupo de trabajo no puede salir de Damasco, la capital del país.
Pese a que el gobierno de Bashar Al Asad pidió la presencia de especialistas de OPAQ, su trabajo no logra concretarse llegando a la zona supuestamente afectada. | Fuente: AFP | Fotógrafo: STRINGER

Un equipo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aseguró que entabló un diálogo con las autoridades sirias y rusas para permitir a expertos internacionales analizar lo más pronto posible la zona donde presuntamente ocurrió un ataque químico en Duma, cerca de Damasco, capital de Siria.

Esto debido a que la investigación realizada por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) seguía hasta este miércoles en punto muerto, debido a que sus expertos no lograran acceder a la zona por motivos de seguridad, después de que una misión de reconocimiento fuera blanco de disparos.

Ante esto, el departamento de la ONU encargado de la seguridad (UNDSS) espera o tener "cuanto antes" las condiciones necesarias para el despliegue del equipo de la OPAQ, según un informe enviado al Consejo de Seguridad.

"El UNDSS en Damasco ha entablado nuevas conversaciones y coordinaciones con los representantes del régimen sirio y la policía militar rusa sobre cómo mejorar y reforzar las medidas de seguridad en determinados sitios en Duma", indica el documento.

Pese a que esto fue un pedido del régimen del presidente Bashar Al Asad, el equipo de la OPAQ aún no ha podido salir de Damasco para hacer sus pesquisas sobre el presunto uso de armas químicas

"No sabemos cuándo podrá desplegarse (la misión de investigación) en Duma", añadió el pronunciamiento en que agregaron que el despliegue se realizaría siempre y cuando puedan contar con el acceso sin que se presente trabas.

Menos pruebas

Quienes trabajaban en un proyecto de resolución sobre Siria en la ONU, declararon que las posibilidades de encontrar pruebas en Duma sobre el presunto uso de armas químicas, disminuyen cada día.

Los Cascos Blancos, rescatistas en zonas rebeldes que avisaron del presunto ataque con "gases tóxicos", también mostraron su preocupación. De acuerdo a información brindad a la AFP, los expertos deben hacerse presentes para recabar las pruebas.

"Coordinamos a diario con la OPAQ. Les damos detalles del dónde fueron enterrados los muertos, del lugar del ataque, de dónde venían los aviones. El régimen afirmó haber encontrado una fosa común en el parque Al Jalaa. Es allí donde enterramos a todas las víctimas muertas en el ataque químico y otros bombardeos. El régimen esconde todas las pruebas", declaró uno de los soldados.

Por su parte, el dirigente del grupo rebelde Yaish Al Islam, Mohamed Alush, acusó mediante su cuenta de Twitter que el régimen busca "eliminar las pruebas de un ataque químico en Duma". AFP

¿Qué opinas?