Cisjordania
Los palestinos han rechazado el plan antes incluso de que sea presentado, alegando que el gobierno de Donald Trump es demasiado pro-Israel. | Fuente: AFP

Israel tiene derecho a anexionar al menos partes de Cisjordania, según el embajador de Estados Unidos en ese país, David Friedman.

En una entrevista con The New York Times publicada este sábado, Friedman abrió la puerta a que Washington acepte ese movimiento, que iría totalmente en contra del consenso internacional sobre Medio Oriente.

"Bajo ciertas circunstancias", apuntó Friedman, "creo que Israel tiene derecho a quedarse con parte de, pero seguramente no toda, Cisjordania", dijo el diplomático.

Durante la reciente campaña electoral, el primer ministro israelí en funciones, Benjamín Netanyahu, prometió anexionar parte de los territorios palestinos ocupados de Cisjordania, donde la comunidad internacional apuesta por crear el futuro Estado palestino.

En la entrevista, el embajador estadounidense no quiso precisar cómo respondería EE.UU. si Netanyahu procede con una anexión unilateral.

"No tenemos realmente una postura hasta que veamos cuánto, en qué términos, por qué tiene sentido, por qué es bueno para Israel, por qué es bueno para la región, por qué no crea más problemas que los que resuelve", señaló.

El establecimiento de un Estado palestino en unos territorios que incluyen Cisjordania, ocupada por Israel en la guerra de los Seis Días de 1967, fue el eje de los pasados planes de paz para Medio Oriente.
El establecimiento de un Estado palestino en unos territorios que incluyen Cisjordania, ocupada por Israel en la guerra de los Seis Días de 1967, fue el eje de los pasados planes de paz para Medio Oriente. | Fuente: AFP

Sin embargo, insistió, en que "sin duda Israel tiene derecho a parte" de Cisjordania.

Por ahora, las autoridades israelíes han sugerido que no procederán con ese tipo de medidas hasta conocer el plan de paz para Oriente Medio que prepara Estados Unidos.

El Gobierno de Donald Trump, que por ahora no ha desvelado detalles concretos de su iniciativa, se ha alineado en los últimos años de manera muy clara con el Ejecutivo de Benjamín Netanyahu y se espera que la propuesta favorezca claramente a Israel.

Los líderes palestinos han rechazado el plan de antemano, pues consideran que EE.UU. no puede ser un mediador creíble tras decisiones como el traslado de su embajada en Israel a Jerusalén, en desafío del consenso internacional.

Como parte de la puesta en marcha del plan, Washington ha convocado un foro económico en Baréin para finales de este mes, al que los palestinos ya han dicho que no acudirán. 

Con información de EFE