Cientos de neozelandeses dejaron ofrendas a las afueras de uno de los templos musulmanes que fue atacado. | Fuente: AFP or licensors | Fotógrafo: ANTHONY WALLACE

El imán encargado de las oraciones del viernes en una mezquita de Nueva Zelanda cuando un hombre armado abrió fuego contra los fieles aseguró este sábado que la relación de los musulmanes con el país no será afectada.

"Aún amamos este país", dijo Ibrahim Abdul Halim, el imán de la mezquita de Linwood, en la ciudad de Christchurch, quien agregó que los extremistas "nunca, jamás, van a afectar nuestra confianza".

Ataque

Halim recordó que las oraciones del viernes en la tarde transcurrían normalmente cuando se escucharon los primeros disparos efectuados por un hombre fuertemente armado.

"Todos se arrojaron al piso, algunas mujeres comenzaron a llorar, pero hubo personas que murieron inmediatamente", recordó.

Sin embargo, añadió, los musulmanes neozelandeses aún se sienten seguros en esa nación del Pacífico. "Mis hijos viven aquí. Somos felices", apuntó.

Apoyo de neozalendeses

En su opinión, la mayoría de los neozelandeses "estuvieron dispuestos de inmediato a ofrecer su apoyo a todos nosotros, a darnos plena solidaridad". Agregó que personas desconocidas se aproximaron para darle apoyo y dejarle un abrazo.

"Comenzaron a... danos abrazos, a expresar solidaridad. Esto es muy importante para nosotros", dijo.

Los ataques perpetrados el viernes por un extremista de ultraderecha en dos mezquitas de Christchurch dejaron un saldo de 49 personas muertas y casi medio centenar de heridos. AFP

¿Qué opinas?