La extraña muerte de un periodista que investigaba la presencia de mercenarios rusos en Siria

Maxim Borodin cayó desde el quinto piso de su departamento en Ekaterimburgo y las autoridades dicen que "no hay elementos sospechosos en su fallecimiento". Un amigo suyo tiene otra versión.
Maxim Borodin. | Fuente: Facebook

Un periodista de investigación, que escribió entre otros temas sobre la presencia de mercenarios rusos en Siria, murió al caer del balcón de su departamento en Ekaterimburgo (Rusia), en tanto los investigadores afirmaron este lunes que no hallaron elementos sospechosos en su fallecimiento.

Maxim Borodin murió el domingo en un hospital de la ciudad de 1.4 millones de habitantes en los Urales por las heridas que le provocó la caída, indicaron las agencias de prensa rusas.

Borodin trabajaba para el periódico Novyi Dien (Nuevo Día) y dio cuenta recientemente de la muerte de mercenarios rusos en Siria, empleados de una empresa militar privada conocida como "Grupo Wagner". Escribía regularmente sobre la corrupción y el crimen organizado.

"No hay razones de abrir una investigación criminal. Varias versiones están siendo analizadas, entre ellas la del accidente, pero no hay signos que muestren que se cometió un crimen", declaró el Comité de investigación local a la agencia TASS.

Un amigo de Borodin, Vyacheslav Bashkov, puso en duda la versión oficial. Bashkov publicó en Facebook que Borodin se puso en contacto con él hacia las cinco de la mañana del día en el que se produjo el suceso y que le comentó que su edificio estaba rodeado por "miembros de las fuerzas de seguridad" con ropa de camuflaje y con las caras tapadas.

El representante para la libertad de los medios de la Organización para la Seguridad y la Cooperación de Europa (OSCE), Harlem Desir, afirmó que la muerte de Borodin era "muy preocupante".

Según el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), una organización con sede en Nueva York, 58 periodistas fueron asesinados en Rusia desde 1992.

Sepa más:
¿Qué opinas?