El Ministerio de Información de Siria organizó un recorrido con la prensa al centro de investigación científica cerca a Damasco atacado por misiles Tomahawk estadounidenses.

Estados Unidos asegura que el inmueble estaba destinado al desarrollo de armas químicas, mientras Siria afirma que tenía usos farmacéuticos.

Estados Unidos, Reino Unido y Francia atacaron en total tres objetivos en Siria vinculados con armas químicas luego de un supuesto ataque con armas químicas que dejó muertos civiles el 7 de abril en Duma, región controlada por los rebeldes opositores al Gobierno de Bashar al Asad.