El internacionalista Ariel Segal analizó las elecciones presidencial Rusia y comentó el ascenso de Vladímir Putin, en el Gobierno ruso desde hace casi 20 años. | Fuente: Foto: EFE / Video: RPP

Unos 110 millones podrán votar este domingo en las elecciones presidencial en Rusia, en las que se da por descontada la victoria del actual presidente, Vladímir Putin, y la única incógnita es el margen con el que se impondrá a sus rivales. Según todos los sondeos, el mandatario ruso rozará el respaldo del 70 % de los electores, un resultado histórico para el inquilino del Kremlin, que en lugar de sufrir desgaste, gana apoyos en todo el país pese a sus 18 años en el poder.

Putin fue elegido por primera vez en 2000 y fue reelegido en 2004 y 2012, con un paréntesis de cuatro años como primer ministro (2008-2012), al que se vio forzado para cumplir con la Constitución rusa, que prohíbe encadenar más de dos mandatos consecutivos en la Presidencia. En segundo lugar en intención de voto está el candidato comunista, el millonario estalinista Pável Grudinin, con un 7 %, seguido por el veterano líder ultranacionalista, Vladímir Zhirinovski, con un 6 %.

Horarios y resultados

En el inmenso territorio de Rusia, con once husos horarios, los primeros colegios abrirán a las 20.00 GMT de este sábado (03:00 p.m. del sábado en Perú) en la península de Chukotka, en el lejano este ruso, y cerrarán el domingo a las 18.00 GMT (1:00 p.m. del domingo) en el enclave de Kaliningrado, el punto más occidental. La votación se llevará a cabo en más de 97 mil colegios en Rusia y otros 400 en 145 países de todo el planeta, aunque los rusos que viven en Ucrania no podrán ejercer su derecho a voto.

Los primeros resultados oficiales de la jornada electoral se conocerán al cierre de los colegios en Kaliningrado, toda vez que a esa hora el recuento de los votos ya llevará varias horas en otras partes del país. A la misma hora se difundirán las encuestas a pie de urnas, que ofrecerán una idea de los resultados definitivos de la votación.

Los candidatos a la presidencia de Rusia. Arriba, de izquierda a derecha: Putin, Pavel Grudinin del Partido Comunista, el liberal Grigory Yavlinsky, y Maxim Suraykin de los Comunista de Rusia. Abajo: el ultraconservador Vladimir Zhirinovsky, la liberal Ksenia Sobchak, el nacionalista Sergei Baburin y el derechista Boris Titov.
Los candidatos a la presidencia de Rusia. Arriba, de izquierda a derecha: Putin, Pavel Grudinin del Partido Comunista, el liberal Grigory Yavlinsky, y Maxim Suraykin de los Comunista de Rusia. Abajo: el ultraconservador Vladimir Zhirinovsky, la liberal Ksenia Sobchak, el nacionalista Sergei Baburin y el derechista Boris Titov. | Fuente: Composición AFP

Temen baja participación

Otra incógnita son los niveles de participación, ya que en las legislativas de 2016 la abstención superó el 50 % del electorado, algo que el Kremlin quiere evitar a toda costa este domingo. El oficialismo ha volcado todo su potencial propagandístico en una campaña informativa sin precedentes para llamar a los ciudadanos a las urnas, a fin de lograr una alta participación que legitime la reelección de Putin para un nuevo mandato de seis años.

La CEC se ha preocupado en facilitar que todos los electores que no se encuentren en sus lugares habituales de residencia puedan votar mañana en cualquier parte del país o incluso en el extranjero. Casi 6 millones de votantes han atendido a la campaña informativa desplegada en este sentido y han solicitado votar en colegios electorales que no les corresponden, informó hoy la jefa del Comité Electoral Central (CEC), Ela Panfílova.

Sin dudas sobre el proceso

Además de fomentar una alta participación, el Kremlin quiere evitar cualquier duda sobre la limpieza del proceso electoral y prevenir un fraude como el que provocó en 2011 las mayores protestas antigubernamentales desde la caída de la URSS. "Garantizamos el voto secreto, pero no temáis avisarnos e informar de los malos dirigentes. Reaccionaremos inmediatamente y todas las pruebas serán enviadas enseguida al fiscal general", se dirigió hoy a los rusos la jefa de la CEC, que llamó a los ciudadanos a no tener miedo para expresarse en las urnas.

El líder opositor ruso Alexéi Navalni, vetado para concurrir a las elecciones de mañana, enviará 53 observadores a Chechenia. "Estará muy bien que gente no relacionadas con las autoridades locales y que no dependen de ellas puedan ver con sus propios ojos la participación del 99 %" de los chechenes en la votación, anunció la página web de Navalni. Panfílova asumió personalmente "una responsabilidad extra" para garantizar que los observadores de Navalni puedan cumplir con su derecho constitucional en esa conflictiva región. EFE

Sepa más: