Hombre que atacó con machete a policías en Bélgica era un argelino fichado por delitos comunes

Autoridades belgas registraron vivienda del atacante y encontraron indicios que los ha llevado a considerar el ataque como "atentado terrorista". Además, el argelino gritó "Alá es grande" al agredir a las policías.
Una de las agentes está en estado grave tras recibir machetazos en la cabeza, la segunda presenta héridas más leves. | Fuente: Twitter

El hombre que gritó "Alá es grande" y atacó con un machete a dos policías de Charleroi, al sur de Bruselas (Bélgica) era un argelino de 33 años que estaba fichado por las fuerzas de seguridad por delitos comunes, pero no por terrorismo, informó este domingo la Fiscalía federal en un comunicado. El atacante fue identificado como vivía en Bélgica desde 2012, según la fuente.

Fiscalía federal considera el hecho como "atentado terrorista". el primer ministro belga, Charles Michel, dijo en rueda de prensa tras una reunión con los responsables de los servicios de seguridad que la Fiscalía federal ha asumido las investigaciones "por intento de asesinato terrorista". "Dada la existencia de indicios que permiten pensar que el ataque estaba inspirado en motivos terroristas, la Fiscalía federal decidió el sábado tomar las riendas de la investigación", explicó el portavoz del Ministerio Público, Eric Van der Sijpt.

Investigación en curso. De hecho, la noche del sábado al domingo las fuerzas del orden belgas registraron el domicilio del agresor y otra vivienda e interrogaron toda la noche a personas del entorno de K.B, asegura la cadena de televisión pública RTBF. La Fiscalía federal recalcó que por ahora no dará más información sobre la investigación.

El ataque. Se produjo el sábado sobre las 13.58 GMT en un puesto de control exterior a la sede de la Policía en Charleroi. El agresor sacó un machete de su mochila y se abalanzó sobre las dos mujeres policías que controlaban el acceso, hiriendo a una de ellas de gravedad en la cabeza y a la otra de carácter leve. Una tercera agente le disparó en el tórax y en la pierna, tras lo que K.B. fue trasladado a un hospital, donde falleció poco después. Su mochila fue analizada por la unidad especial de explosivos, pero no se hallaron ni armas ni explosivos.

Sepa más:
¿Qué opinas?