El cantautor español Alejandro Sanz, reconoció que hoy en día tanto las canciones como los artistas no tienen la misma trascendencia de antes, por la rapidez con la que se consume la música actualmente.

"Pensar en posicionar una canción y que se convierta en un clásico, es muy difícil por la forma tan rápida en que se consume la música hoy en día", aseguró Sanz en rueda durante su visita a Colombia.

"Antes cuando alguien compraba un disco, cuidaba las canciones y las escuchaba durante meses, pero hoy en día se consume la música mucho más rápido, y eso pasa también con los artistas, no tienen la misma trascendencia que tenían los de los años 60 o 70, por la forma tan rápida en la que viaja la información", aseguró Sanz.

El cantante español explicó además el porqué del nombre de su álbum "La música no se toca", es una forma de proteger la música.

Y agregó que "es una especie de declaración de principios, lo que significa para mí la música, creo que hay muchas cosas que cambian y a mucha velocidad y hay que adaptarse a casi todo, pero hay cosas que no son negociables, y una de ellas es la música en sí", dijo.

"Se cambia la forma en la que se consume la música pero creo que es muy importante que siempre tengamos en cuenta cuidar la calidad de la música, no solo la cantidad", afirmó.