Foto: Difusi
Elvis Presley murió de estreñimiento y no de un fallo cardiaco, así lo afirmo en una entrevista para el canal Fox News, su médico particular, George "Nick" Nichopoulos.

El médico dijo que Elvis sufría una dolencia hereditaria llamada parálisis del intestino que podía haberse tratado con cirugía, pero el cantante se negó a pasar por el quirófano.

"Elvis se sentía avergonzado, tenía accidentes en el escenario.  Tenía que ir a cambiarse de ropa y volver debido a los tratamientos que aplicábamos para tratar su estreñimiento", afirmó su médico.

El galeno dice estar convencido de que si se le hubiera hecho una colostomía, Elvis Presley probablemente todavía estaría aquí.