Solo cantaron tres canciones. King of Leon tuvieron que abandonar el escenario mientras realizaban un concierto en San Luis, Estados Unidos, debido al excremento de un grupo de palomas. Precisamente, las aves bombardearon el lugar con sus deposiciones.

"Jared (Followill) el bajista de la banda, fue alcanzado por el excremento varias veces, durante las dos primeras canciones", dijo Andy Mendelsohn, manager del local donde se realizó el concierto.

"No solo fue desagradable. También significaba un peligro para la salud", agregó Mendelsohn.  

Según informaron, las sucias aves se escondieron en el techo del Anfiteatro Verizon de la ciudad de Missouri, y el lanzamiento de sus ataques aéreos se inició en el primer tema de la agrupación.

"Fui ensuciado por las palomas en las tres primeras canciones", dijo Followill, el principal afectado.

Como no se sentían cómodos, mirando al cielo para ver a sus atacantes, decidieron dejar de tocar y abandonar el escenario.

Luego de darse una anhelada ducha, por obvios motivos, el manager de la banda se excusó con los asistentes al concierto y prometieron volver a la ciudad estadounidense.

"Queremos pedir disculpas a nuestros fans en San Luis y volveremos tan pronto como sea posible", indicó en el comunicado.