Maluma se reencontró con sus seguidores y los puso a bailar a punta de reguetón.

Una vez más, Juan Luis Londoño Arias, mejor conocido por el universo del reguetón como Maluma, volvió al Perú para entregarnos “solo un pedacito” de su sabor colombiano. Él venía de presentarse junto a Madonna en los Billboard Music Awards 2019, en donde interpretó su primera colaboración con la legendaria cantante: “Medellín”.

La apertura de la noche estuvo a cargo de Leslie Shaw quien, vestida totalmente de blanco y con un séquito de talentosos bailarines, demostró que el rock no es el único género en el que puede desenvolverse. “La faldita” fue su tema más disfrutado por la audiencia.

Tras casi una hora de incertidumbre, silencio y gritos de jóvenes ─que aparecían al mismo tiempo que las pruebas de luces en el estrado─, tomó el escenario uno de los mayores exponentes del reguetón en la actualidad: Maluma 'Baby'.

Y lo hizo en grande, interpretando uno de sus temas más populares: “Mala mía”. Vestido totalmente de negro, con gafas de sol oscuras y con la barba que lleva ya hace unos meses creciendo, el artista colombiano se encargó de poner a sus fanáticos a bailar.

"¡Buenas noches, Perú! ¿Dónde están esas señoritas solteras?", dijo Maluma ante el grito desaforado del público. Luego, unas palabras llenas de cariño.

"Muchas gracias por recibirme, Perú, los estaba extrañando", agregó en medio de "Mala mía".

Maluma sabe cómo interactuar con el público, y el reguetón parece contagiarse entre la gente como una plaga. Bastó que tomara el micrófono y dijera ─con su peculiar voz─ “Buenas noches Perú”, para que sus fanáticas se levantaran de sus asientos y cantaran a viva voz temas como “Felices los cuatro”, “Corazón” y “Cuatro Babys”.

La elección del espacio, sin embargo, no fue la más adecuada: las gradas en la zona frontal impedían que la gente pudiera bailar. Lo importante es, sin embargo, que es evidente que Maluma no ha perdido sus orígenes, pero es un artista que ha evolucionado ─sobre todo cada vez que llena estadios en todo el mundo─ y no se fue sin prometer, para el futuiro, mucho más reguetón.

¿Qué opinas?