Noel Gallagher conquistó a fans en estadio de San Marcos

Exlíder de Oasis presentó ´Noel Gallagher´s High Flying Birds´ ante multitud en estadio de San Marcos.

 

Noel Gallagher se reencontró con el público peruano luego de tres años de ausencia. Esta vez despojado de la banda que lo hizo conocido: "Oasis", ofreció un vibrante show de hora y media de duración.

La puntualidad inglesa se hizo presente y a las nueve de la noche y cero minutos, Gallagher y compañía iniciaron el concierto con un primer tema de Oasis: (Its good) to be free. 

La gente que se dio cita en la tribuna norte del estadio de San Marcos aplaudía a rabiar, finalmente Gallagher, aparecía y hacía lo suyo: Una guitarra roja y los primeros acordes, ponían a mover a todos.

Otro cover de Oasis: Mucky fingers fue el preludio para el primer tema del High flying birds; Noel esperó la respuesta del público y tras ello Everybodys on the run hizo que la gente se pusiera a saltar.

No fue sino hasta el final del cuarto tema que Gallagher saludó a sus seguidores: "Muchas gracias, es bueno estar aquí nuevamente en su país", dijo.

Luego toda una sección del High flying (Dream on, If I had a gun, The good rebel, The death of you and me y Freaky teeth), fue seguida con fervor, la gente se sabía los temas. 

Como para premiar la tarea bien hecha por el público, Noel regaló otro gran tema de Oasis: Supersonic. Ya había concluído la primera hora de concierto y la gente pedía más.

Más temas del disco debut de Gallagher se dejaron escuchar: (I Wanna Live in a Dream in My) Record Machine y AKA... What a Life!, los pogos comenzaron a sucederse uno tras otro.

Aquí aprovechó para presentar a sus músicos, David McDonnell: Guitarra, Mike Rowe: Teclados, Piano, Russell Pritchard: bajo y Jeremy Stacey: Batería. todos diez puntos en entrega y oficio.

Ahora otro tema de Oasis para los que, hasta el momento no extrañaban a esta megabanda: Talk tonight. Y después los nuevos: Soldier Boys and Jesus Freaks y AKA... Broken Arrow.

Como un vaivén entre lo bueno de ayer y lo bueno de hoy, otra vez Oasis con Half the world away; (Stranded on) the wrong beach del High flying, Whatever de Oasis y Let the Lord shine a light on me de lo último.

Para el final dos temas del pasado: Little by little y la gran versión acústica de "Dont look back in anger". 

En hora y media de show, Gallagher hizo un buen trabajo de selección, de equilibrio y balance. Los temas de su disco como solista gustaron tanto como los de Oasis. Un trabajo que recién comienza, pero con buen pie.

"Ha sido un placer, nos veremos nuevamente, gracias" se pudo escuchar. Gallagher y compañía desaparecieron tan rápido como aparecieron. Seguro en el futuro habrá más discos y temas que aprender.   

Galo Castillo