Raphael en Lima: video y crónica del concierto

El divo español no defraudó a sus fanáticos y ofreció un show de casi tres horas de duración y 39 canciones. El cantante de ´Maravilloso corazón´ prometió volver muchísimas veces más.

Son muy pocos los cantantes que se ponen en la piel del personaje que vive, se alegra y llora en una canción. Si un tema es una historia, lo ideal es que nos podamos identificar con el protagonista. Raphael hace que podamos vernos reflejados en sus canciones, y esa es una cualidad que muy pocos artistas tienen.

Es así que asistimos al concierto de un Raphael que se metió con zapatos y todo a cada canción que interpretó. Fueron 39 canciones, 39 historias, 39 momentos en la vida del divo español, pero también 39 momentos en la vida de cualquiera de nosotros.

Fue una noche de emociones, de amores y tristezas, de lecciones de vida que ningún seguidor del español podía perderse. Cada canción de Raphael es un éxito porque dejan de ser suyas para pertenecerle a su público.

Todo comenzó a las 9:15 de la noche cuando el español apareció sobre el escenario mientras su banda que ya iniciaba el show con la canción “Yo soy aquel” como intro instrumental. El público se puso de pie y aplaudía al ritmo de la alegre “Si ha de ser así”.

La promesa de buen show continuó con los temas “La noche” y “Mi gran noche”. La gente seguía de pie aplaudiendo y los integrantes del grupo agacharon la cabeza en señal de saludo a los asistentes.

Con “Olvida” la calidad interpretativa de Raphael alcanzó picos inolvidables. También con “Los amantes”. Los arreglos musicales con guitarra eléctrica, bajo y batería, le dan a las viejas canciones un nuevo brío.

“Despertar al amor” nos propuso el español. “Digan lo que digan” y pese a que no llegó a las notas más altas, fue uno de los momentos más festejados. ”Un placer estar de nuevo aquí y cantar hasta que ustedes quieran” dijo.

“Poco a poco” fueron pasando las penas, se respiraba alegría y optimismo en el ambiente. Sin embargo Raphael nos invitó a un viaje por el desamor con “Ella”, una canción del gran Leonardo Favio. Con “Hoy mejor que mañana” Raphael está a punto de terminar una relación.

Más historias fueron apareciendo con “Provocación”, “La canción del trabajo” y “Yo sigo siendo aquel”. Raphael habló de Manuel Alejandro para presentar “Eso que llaman amor”, gran tema que puso nuevamente a prueba la voz del español.

Un trío de temas que Raphael hizo suyos, el primero de ellos por su experiencia cercana con la muerte y los otros dos por su gran cariño y admiración que le tiene al Perú. Fue el momento de escuchar “Gracias a la vida”, “Cuando llora mi guitarra” y “Chabuca limeña”, sin duda otro de los momentos más festejados.

El desamor y la soledad volvieron con “Un día más”, la historia de una separación se contó con “Vive tu vida” pero de inmediato, como suele pasar, nos volvimos a enamorar con “Hablemos de amor”.

“Estuve enamorado” con un toque de Day Tripper de los Beatles fue un gran momento de la noche. Solo indicar que Raphael se olvidó de la frase: “pero ya no siento nada, ni me inquieta tu mirada, como ayer”, algo que ya queda para anécdota.

Éxito tras éxito fueron apareciendo “Cuándo tú no estás”, “Desde aquel día”, “Por una tontería”, “Detenedla ya” y “No puedo arrancarte de mí”, temas bastante festejados por el público que no dudaba en ponerse de pie y aplaudir. El punto máximo de la emoción llegó con “Maravilloso corazón”.

Más temas biográficos de Raphael, y seguro de cualquiera de nosotros, “Volveré a nacer”, “Adoro” (cover de Armando Manzanero), “Payaso”, “Nostalgia”, “Y fuimos dos”.

En la recta final del show el divo español dejó todo de sí en temas como “En carne viva”, ”Escándalo” y “Ámame”. Ante los gritos de “Otra, otra, otra”, Raphael regaló al respetable: “Que sabe nadie”, “Balada triste de trompeta” y cerró con la icónica “Como yo te amo”.

“Fue un verdadero placer. Vendré muchísimas veces más”, “Perú te amo tanto”, dijo Raphael mientras en una pantalla ubicada detrás del escenario se dejaba ver el mensaje: “Gracias Lima”.

En casi tres horas de show el español nos hizo vivir cada tema, toda una vida de experiencias en 39 canciones. El placer es nuestro.

Escribe Galo Castillo.