Pese a los difíciles momentos que atraviesa luego de ser golpeada por su novio, la cantante Rihanna ha sido favorecida por la empatía de su público que, en solo una semana, ha comprado más de 25 mil copias de su disco.


Bastaron pocos días para que escándalo mediático permitiera a Good Girl Gone Bad(2007) incrementar sus ventas un 33%.

Sin embargo, una situación opuesta afronta Chris Brown, cuyo sido Exclusive registró una importante caída desde que radios locales en el país natal de Rihanna vetaran sus canciones.

"Tome la decisión de eliminar todas las canciones de Chris Brown de la radio mientras el asunto se soluciona", dijo el director de la popular radio estadounidense KISS FM, respondiendo al malestar de millones de fanáticos por la brutal golpiza que el rapero propinó a la artista el pasado 8 de febrero.

La situación se agravó luego que el portal TMZ publicara fotografías que muestran a la cantante con moretones y rasguños. Aunque Brown ha ofrecido disculpas públicas durante el fin de semana, el público no está dispuesto a olvidar tan pronto el penoso episodio.