Video "Caribeña" | Fuente: YouTube

“Cuchara Chueca” es el primer disco de la cantautora peruana de 23 años Lorena Blume, cuyos 12 temas fueron escritos por ella misma hace seis años. No sabía, entonces, que sus canciones serían escuchadas por miles y que sus presentaciones en vivo, en las que solo la acompaña su voz suave y melancólica y su guitarra, serían experiencias llenas de emociones.

Hoy, Lorena se encuentra presentando su nuevo videoclip “Caribeña”, dirigido por su hermana, Daniela Blume y en colaboración con la cantante y compositora chilena de jazz Paz Court. Así, se presenta como una artista madura, segura de su trabajo y, sobre todo, consciente de la importancia de generar más espacios para las mujeres en la música.

¿En qué te inspiraste para componer “Caribeña”?

Caribeña se la hice a una amiga que estaba triste. Creo que a veces es difícil decirle a una persona que todo va a estar bien, entonces es mejor hacerla reír, por eso la canción tiene varias metáforas, imágenes graciosas o ridículas en la letra.

Estrenas, además, el video de la canción.

La dirección del video está a cargo de mi hermana Daniela, entonces las ideas se compartían constantemente porque vivimos juntas; tiene una historia e imágenes de las que muchas veces habíamos hablado. Además, es una canción que tiene un lado gracioso y de sátira (a veces no tan relajado como a veces me presento yo) y tiene también la naturaleza de “Caribeña”, que es sol, agua, colores. La canción siempre nos ha llevado a esas imágenes y queríamos incluir también el imaginario colectivo que existe en torno a ella, porque cuando me han mandado videos del temas siempre eran en la playa o con muchas flores y colores, entonces queríamos que la gente se sienta identificada.

Además trabajaste con Paz Court, cantante y compositora chilena de jazz y pop.

Paz estuvo hace un par de meses en Lima. Yo la conocí a través de redes y porque unos amigos me habían hablado de ella. Estuve escuchando su música y cuando vino quedamos en hacer algo juntas: grabamos un tema suyo y un tema mío que, de hecho, fue “Caribeña”. Cuando estaba haciendo este video y evaluando si lo hacía con una colaboración me pareció genial hacerlo con ella por la relación que se había creado y también porque su voz es muy particular y creo que hace un contraste bonito con la mía. La idea no era invitar a alguien que tuviese un timbre parecido, sino justamente que se note que era alguien que había entrado a colaborar en la canción.

Además de “Caribeña”, ¿a qué canciones de este disco “Cuchara Chueca” le tienes un particular cariño?

Siempre digo que es muy difícil preferir unas sobre otras; es con el tiempo y por momentos que uno va agarrándoles más cariño a ciertas canciones. Ahorita le tengo cariño a “Caribeña” por el momento que está viviendo por sí sola y también a “Alma sola” y “Curar”, que son canciones que para mí han significado mucho dentro de este proceso de hacer el disco.

¿Por qué crees que es importante generar espacios para las cantantes peruanas?

Porque estamos haciendo música, por eso. Quizás hace unos años era más difícil incluirnos porque no se nos daba tanto la posibilidad de hacer música o no la sentíamos, pero creo que ahora hay mujeres, que más allá del espacio, lo hacemos. Ahora sí hay mujeres diciendo cosas importantes, haciendo música diferente.

Sin embargo, hay un gran camino por recorrer…

Todavía hay géneros a los que la mujer no entra tan fácil. El espacio en el que yo hago música probablemente es el más fácil: como mujeres se nos ve diferente. Y yo entro, además, con un instrumento que es la voz, que siempre ha sido mucho más aceptado socialmente: la mujer ha sido cantante toda su vida. Mas bien entrar con otros instrumentos o por el lado de la producción es mucho más difícil. Creo que ahí también hay que mirar de nuevo porque hay mujeres surgiendo con mucha fuerza y no se les está valorando. Por ese lado creo que hay que tener una mirada nueva y darnos cuenta de que hay mujeres muy fuertes subiéndose al escenario y no solo ahí, participando en toda la gestión que hay detrás de estos proyectos: siempre hay una mujer que está haciendo que un proyecto funcione y está poniendo un montón de fuerza y un montón de trabajo. A veces esa mirada se pierde y, es más, se pregunta qué hombre está detrás de eso.

Hay mujeres haciendo música… los espacios deben generarse.

Sí y está pasando.Todavía hay festivales que no nos dan tanto espacio, pero poco a poco se tendrán que dar cuenta que hay música de mujeres que está sonando tan fuerte como la de hombres. Creo que ahorita es un momento en el que hay más mujeres haciendo música y por eso alzamos más la voz y se nos da más espacio.Todavía, sin embargo, sigue esta lucha.

La artista La Lá no se presentó en el Festival Perú Independiente debido a las dos denuncias por violencia física y psicológica que pesan en contra del vocalista de La Nueva Invasión, una de las bandas que se presentó. De alguna forma, demostró que hay que ser consecuentes, y que no se puede estar en contra de la violencia hacia la mujer y, al mismo tiempo, darle espacio a músicos con denuncias: ¿qué piensas de esto?

A mí también me sorprendió, tanto como a La Lá, que la Feria Independiente, que ha tenido normalmente esta imagen de defender a las mujeres y darles un espacio saludable, no se haga cargo del problema, por más de que quisieron dar a entender de que no tenían en claro la situación sobre una banda que tiene este tipo de acusaciones. La Lá hizo lo que muchas haríamos: fue consecuente con su discurso, con lo que dice en sus canciones, con lo que hace.

Sin darnos cuenta podemos volvernos cómplices de la violencia.

Sí, esta denuncia también se hace porque este grupo defiende ciertos derechos en sus canciones y tiene un discurso como banda. Hay que tener mucho cuidado de no ser partícipes, pues a veces es difícil darnos cuenta cuánto somos lo somos porque lo tenemos muy interiorizado. El machismo es parte de todos, pero hay que ser consecuentes y saber cuándo lo estamos ejerciendo. Creo que un festival, si tiene a una banda con ese tipo de acusaciones, y al mismo tiempo defienden la postura feminista deberían hacerse cargo a la hora de tener que sacar a una banda y decir: “ahorita no podemos trabajar con este grupo”.

¿Qué opinas?