Juan Cabrejos

Ante el pedido de los agricultores y representantes de EPSEL, a partir del sábado 10 de diciembre se abrirán las compuertas del reservorio Tinajones para el riego de 2 700 hectáreas de algodón, además de los cultivos permanentes como caña de azúcar y para el uso industrial y poblacional.

Juan Pablo Horna, vicepresidente regional, informó que esta medida busca atender la necesidad de agua de los agricultores para salvar los cultivos ya sembrados y garantizar su inversión, sin afectar la reserva técnica del reservorio ni poner en riesgo el abastecimiento del líquido a la población.

Asimismo, aclaró que la distribución del recurso no servirá para sembrar nuevos cultivos, ni ampliar la actual frontera agrícola de algodón, por lo que invocó a los hombres del campo a respetar dicho acuerdo.

En tanto, el Ing. Gustavo Castellanos, gerente de operaciones de EPSEL, manifestó que es la mejor decisión, pero tienen que vigilar el ingreso del agua, ya que su institución no recuperó el nivel de abastecimiento porque tres motobombas ubicadas en el distrito de Tumán ocasionaron una fuga de agua. También solicitó que el circulante actual provenga directamente del reservorio de Tinajones.

Lea más noticias de la región Lambayeque