Rosario Coronado

Un déficit de 35 policías de tránsito tiene la ciudad de Chiclayo (región Lambayeque), situación que no permite descongestionar las calles, hacer respetar las normas vigentes y a la vez sancionar a los conductores infractores.

Una fuente policial reveló que a la fecha, 160 efectivos laboran en la División de Tránsito de la Policía Nacional; sin embargo, 20 se encuentran de vacaciones y en otros casos recibiendo capacitación, 15 cumplen funciones administrativas y solo 125 prestan labores de control.

“Un total de 125 se encuentran distribuidos en las calles de Chiclayo, sin embargo, para lograr un mayor control del tránsito, lo adecuado es contar con 35 agentes más. La decisión solo depende del jefe de la Policía”, expresó.

Cabe precisar que las zonas de la Ciudad de la Amistad donde se registra a diario un gran desorden y congestión vehicular son Leoncio Prado,  Balta, San José, Sáenz Peña, Pedro Ruíz, Quiñonez, Elías Aguirre, Bolognesi y Augusto B. Leguía.

Lea más noticias de la región Lambayeque