Eduardo Quispe, periodista secuestrado por supuestos ronderos
Eduardo Quispe, periodista secuestrado por supuestos ronderos | Fuente: RPP Noticias

Eduardo Quispe, uno de los periodistas de Cuarto Poder secuestrado anoche por supuestos ronderos en la comunidad La Palma, distrito de Chadín, relató a RPP Noticias que habrían sido entre 30 y 50 supuestos ronderos quienes habrían cometido los delitos y que, además, en un momento de los hechos, llegó César Castillo, alcalde de la Municipalidad de Chadín, pero que no los ayudó.

"Estaba el alcalde de Chadín, el señor Castillo. Él llegó a la hora en que nos secuestra la ronda (...) La verdad es que él no precisamente nos ayudó, para ser honestos. Porque él como autoridad, cuando yo lo vi pensé que iba a neutralizar y tranquilizar las aguas en el lugar, pero no pasó precisamente eso, creo que pasó todo lo contrario", sostuvo el periodista.

Sin embargo, precisó que no podía dar mayores detalles del accionar del alcalde porque el material grabado aún está en manos de los presuntos ronderos.

"Yo podría decir más detalles, porque estamos precisamente (…) coordinando recuperar nuestra información. Cuando nosotros logremos recuperar nuestra información, yo puedo ser mucho más preciso sobre lo que pasó en ese momento con la autoridad que estaba en la zona", subrayó.

Asimismo, señaló que no tiene nombres de los responsables del secuestro, pero que sí los podría identificar por vista.

"De vista sí, podríamos recordar a varios, pero de nombre no porque no teníamos tampoco donde anotar. En algún momento yo pregunté un poco más, pero no me dieron evidentemente mayor dato", explicó.

Respuesta del Presidente

Respecto al tweet publicado por el Presidente de la República sobre los hechos, Quispe cuestionó lo afirmado por el jefe de Estado.

"He leído hace un momento un tweet del Presidente y lo único que yo podría decir con respecto a eso es que, en lo que twitea el Presidente, no se condicen sus palabras con sus hechos", afirmó.

Además, señaló que el comunicado que fue coaccionado a leer ayer tenía una intención "clarísima".

"Estaban las rondas y la única autoridad era el alcalde. En los hechos, eso es lo que yo puedo decir. Luego, la intención del comunicado creo que es clarísima. A nosotros nos hacen leer el comunicado y nosotros teníamos que ver la mejor forma de salir del lugar y pronto", refirió.

Amenazas y denuncia

Por otro lado, Quispe señaló que no recibieron amenazas de muerte directas de parte de los supuestos ronderos, pero que éstas no eran necesarias porque sus intenciones hostiles quedaban evidentes.

"Hay un punto de discusión muy fuerte en ciertos momentos y yo les digo a ellos: bueno, qué van a hacer finalmente, ¿nos van a golpear hasta matarnos? Y uno de los ronderos se me acerca con un chicote en mano, irónico, y me dice: tú no te preocupes, las cosas pasarán. Tú no te preocupes de eso", relató.

Además, refirió que no pudo identificar armas de fuego en poder de los secuestradores, pero sí pudo notar que aquellos que parecían dirigir los actos tenían chicotes en mano.

Respecto al hecho de no haber interpuesto una denuncia formal de los acontecimientos en la Comisaría de Bambamarca, Quispe precisó que la prioridad en esas horas fue "salvar nuestras vidas".

"Ayer en la noche, la decisión como equipo que tuvimos con Elmer Valdivieso, nuestro camarógrafo, fue salir rápido de la zona. No queríamos perder tiempo y arriesgarnos más, por nuestra seguridad, y estar tan cerca de la zona donde fue el incidente. Entonces cuando el fiscal se me acerca, se me acercan los comisarios, lo que yo les explico es: miren, si hacemos una denuncia será después, porque en este momento nuestra prioridad es salir del lugar", sostuvo.