José Tomanguilla, alcalde del distrito de Conilla, provincia de Luya (Amazonas) dijo que las autoridades de su región están expuestas a que atenten contras sus vidas, pues no cuentan con resguardo policial asignado por el gobierno central.

Conilla es una localidad vecina de Camporedondo, donde en las últimas horas fue asesinado el alcalde, Wilder Cieza Silva.

“Las autoridades políticas de la zona, estamos desguarnecidos, no tenemos ninguna clase de protección”,  señaló Tomaguilla y aseguro que también recibe amenazas de parte de ex alcaldes de su distrito.

También comentó que hace 15 días se entrevistó con su colega de Camporedondo y que este le contó que era víctima de extorsión y que le solicitaban cupos para seguir con vida.

En ese sentido, dijo que ha venido a Lima para manifestar su preocupación por la inseguridad en la que operan, y recordó el asesinato del vicepresidente de la región Amazonas, Augusto Wong Lopez, que tampoco tuvo protección policial.

El alcalde también se refirió al ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, a quien acuso de haberlo engañado.

Según Tomanguilla en noviembre del año pasado solicitó a Pedraza que disponga el envío de efectivos policiales a su distrito, donde ya cuentan con una comisaria construida con fondos municipales, pero que se le negó el pedido porque se requiere una población mínima de 12 mil personas para habilitar comisarias, y Conilla solo tiene 4 mil.

Ante su insistencia en el hecho de que el Estado no tendría que gastar para la construcción de una dependencia policial,  el burgomaestre dijo que el titular del Interior le aseguró que el congreso aprobaría un decreto legislativo que iba a facultar la construcción de comisarias en zonas rurales, pero que eso nunca sucedió.

La autoridad mencionó además que la comisaría más cercana a Conilla se encuentra a 11 kilómetros de distancia.