El Gobierno espera entregar un millón de títulos de propiedad hasta julio del 2011, lo que implicará reducir significativamente la informalidad en la zona urbana y rural del Perú, afirmó el ministro de Vivienda y Construcción, Francis Allison.

 
Refirió que  desde que se inició la gestión del actual Gobierno se han entregado 500 mil títulos de propiedad, por lo que se espera superar la meta inicial que había sido fijada en 800 mil títulos.


Allison reafirmó que no puede haber justicia social sin títulos de propiedad,  ya que permite que los sectores más necesitados puedan ser sujetos de créditos y  accedan a mejores oportunidades para lograr su crecimiento económico.

 

El titular de Vivienda también dijo que otra meta del Poder Ejecutivo es que el 90 por ciento de la población tenga acceso a agua potable, mejorando así su calidad de vida.

 

Allison formuló estas declaraciones durante la visita que realizó a la campaña nacional Módulo Perú en la zona sur de Huacho (departamento de Lima), donde miles de personas de extrema pobreza pudieron informarse sobre distintos programas sociales.