Carmen Huam

El perjuicio económico que habría provocado la corrupción en la región Áncash durante el periodo 2009- julio 2015 sería de 200 millones de soles, así los estimó el contralor general de la República, Fuad Khoury Zarzar, en la inauguración de la Oficina Regional de Control (ORC) de Nuevo Chimbote.

Dijo que Áncash es una de las regiones que registra el mayor porcentaje de casos puestos al descubierto en materia de corrupción y detalló que la Contraloría emitió 7 mil 391 informes de control tras las auditorias que ha realizado en esta parte del país.

Asimismo, Khoury expresó que 340 funcionarios han sido denunciados en materia penal y mil 770 en materia administrativa. Además se han bloqueado cinco cuentas bancarias; tres pertenecientes al Gobierno Regional de Áncash y dos a las municipalidades de la provincia de Huari.

De otro lado, el contralor calificó como un atrevimiento ilegal que hasta el momento el gobernador regional Waldo Ríos no haya restituido la capacidad operativa del Órgano de Control Institucional (OCI) en la institución gubernamental.

"Espero que en cien días cumplido con contratar a los nueve profesionales de realizar esta labor de control, de lo contrario actuaremos por la vía legal", advirtió Fuad Khoury, añadiendo que este hecho demuestra que no se quiere realizar una gestión transparente.

Lea más noticias de la región Áncash